En Villa Primero de Mayo las casas aumentaron en 10%, pese a riesgos

en Los Tiempos el 16-02-19 02:24

En Villa Primero de Mayo, al sur de la ciudad, donde ayer ocurrió por segunda vez en menos de dos años un deslizamiento que provocó la muerte de una mujer, las construcciones han aumentado por lo menos en un 10 por ciento, a pesar del enorme riesgo que representa vivir en un terreno inestable que se  humedece rápido y se desmorona fácilmente, según datos de los vecinos y exautoridades.    Boletín de noticias Recibe todos los días los principales titulares de lostiempos.com, directamente por correo. Suscríbase ahora ¡Suscribase! Nombres: * Apellidos: * Teléfono/Celular: * Correo electrónico *

Mucha gente del lugar no duerme cuando llueve por temor a que haya un derrumbe. Sin embargo, el deslizamiento de ayer por la madrugada sorprendió a los vecinos de la OTB Bustillos y cobró la vida de Teófila Quispe (60), quien vivía sola y no alcanzó a escapar de las toneladas de tierra que cayeron encima su casa. Ni siquiera el muro de contención que construyó junto con sus vecinos sirvió para amortiguar el colapso de una parte de la serranía, divida en terrazas y edificaciones caóticas.

Como una señal de que el hecho no fue fortuito, muy cerca del lugar en el que ocurrió la tragedia hay dos lápidas que se levantaron en memoria de Leonel (2) y Gheral (5), muertos también a causa del deslizamiento de diciembre de 2017.  

Pese a que ya se han perdido tres vidas, las construcciones ilegales en Villa Primero de Mayo siguen proliferando y fortaleciendo el negocio de los  loteadores. Estos venden terrenos sin aprobación de la Alcaldía, que en esta zona cuenta con la Comuna Itocta. Ayer, la dirigencia reclamó y  pidió que los supuestos propietarios, primero, fraccionen sus tierras con el aval del municipio  y luego las comercialicen. No a la inversa como sucede ahora.

Sin trabajos

Según los vecinos, desde la muerte de los dos niños ocurrida el 5 diciembre de 2017, hasta la fecha  las autoridades municipales no hicieron ninguna mejora para intentar reforzar los muros de contención de la zona. Sólo encausaron con gaviones la torrentera, pero no fue suficiente para evitar la muerte de Teófila Quispe.

“Las mejoras nunca llegaron aquí, nosotros con doña Teo (Teófila Quispe) nos compramos el material de construcción e hicimos hacer nuestro muro de contención, pero como baja el agua de ambos lados se humedeció y entró a la casa de doña Teo”, dijo Omar, vecino de la fallecida.

Contó que el deslizamiento que acabó con la vida de su vecina ocurrió a la 1:00. “Escuché un ruido como de la caída de un rayo, después salí a las dos y vi la casa vacía. Llamé a los bomberos y me dijeron que tenía que hablar con la EPI Sur. Tardaron casi cuatro horas ”, dijo.

Para el responsable de la UGR del municipio, Vladimir Revollo, las construcciones en la zona son muy precarias, sobre todo los muros de contención de algunas casas, ya que debido a  la humedad estos son propensos a caerse.

“Aquí sus co...