Sin mediadores reconocidos, las partes en conflicto se atrincheran

en La Razón el 08-11-19 09:14

La posibilidad de abrir un espacio de diálogo político para apaciguar la crisis y los desbordes de violencia quedó relegada, pues las partes en conflicto se atrincheraron en sus demandas, además que no ven mediadores válidos para llegar al consenso.  

Mientras el oficialismo reivindica la auditoría que realiza la Organización de Estados Americanos (OEA) al cómputo electoral —como una salida institucional y democrática a la crisis—, la oposición puso sus dudas sobre este estudio y cerró filas en torno a nuevas elecciones, con otro Tribunal Supremo Electoral (TSE). 

Los llamados al cese de la pulseta no repercuten en los frentes en disputa, sobre todo en las calles. Este jueves, el Sistema de las Naciones Unidas en Bolivia condenó el fallecimiento de una tercera víctima por la intolerancia y la violencia, y sostuvo que hay más de 300 heridos por esta situación.

En un comunicado, expresó su “profunda consternación e indignación ante los altos niveles de violencia”. Pidió diálogo y convocó a “todos los actores políticos reducir de manera inmediata las tensiones políticas y desestimar cualquier manifestación violenta”.

Cívicos y Conade apuntan a centrar la presión y protestas en La Paz para renuncia de Morales

seguir leyendo en La Razón