¿Se repetirá la historia de la Libertadores 2017?

en Los Tiempos el 04-03-19 04:17

Wilstermann inicia mañana su participación en la Copa Libertadores de América 2019 en el Grupo G, uno de los más difíciles del torneo, porque en él se encuentran rivales de la talla de Boca Juniors, seis veces campeón y último subcampeón de la justa; Atlético Paranaense, actual campeón de la Copa Sudamericana; y Deportes Tolima de Colombia.

El debut está pactado para las 20:30 de mañana, un martes de Ch’alla diferente para los hinchas aviadores, que aseguraron su presencia en este cotejo hace semanas y que seguro teñirán de rojo el estadio Félix Capriles.

No será la primera vez que Wilstermann integre un grupo complicado, en el que enfrentará a “gigantes” del fútbol sudamericano, en busca de continuar con vida y avanzar lo más posible en la Copa.

En 2017, Wilstermann tuvo su mejor participación en la Copa Libertadores, desde que se juega con ocho series en la fase de grupos y sólo clasifican dos equipos por serie. Ese año, el aviador tampoco tuvo mucha suerte en el sorteo y quedó en el Grupo E, con Palmeiras (Brasil), Atlético Tucumán (Argentina) y Peñarol (Uruguay). Cuando finalizó el sorteo, los comentarios fueron que Palmeiras y Peñarol, por su historia, iban a ser los clasificados y que Wilstermann tenía como mejor oportunidad pelear por el tercer lugar con Tucumán para pasar a jugar la Copa Sudamericana.

Grande fue la sorpresa, incluso para los wilstermannistas, cuando en el debut el aviador goleó por 6-2 a Peñarol, el cinco veces campeón de la Copa Libertadores. Una victoria que sorprendió más, porque Wilstermann no iba bien en el torneo local, porque en los siete cotejos que ya había disputado sólo había logrado sumar 7 puntos, producto de dos victorias y un empate.

Wilstermann terminó su participación en esta edición de la Copa Libertadores invicto en casa, porque después venció 2-1 a Atlético Tucumán y derrotó 3-2 a Palmeiras. Los 9 puntos que sumó le bastaron para clasificarse a los octavos de final, como segundo del grupo.

En los octavos sorprendió aún más, porque eliminó al Atlético Mineiro (Campeón de la Copa de 2013). En esta serie, Wilstermann la pasó con un solo gol, de Gilbert Álvarez, para la victoria en la ida y un 0-0 en la vuelta.

En los cuartos se enfrentó a otro gigante del fútbol sudamericano: River Plate, cuatro veces campeón de la Copa Libertadores. En la ida, los aviadores se ilusionaron con avanzar a semifinales tras la victoria en casa por 3-0, pero se les esfumó con la goleada de 8-0 en Buenos Aires.

La hinchada aviadora tiene la esperanza de que este año el equipo de sus amores supere la campaña de 2017. Ese año había llegado un nuevo técnico, Roberto Mosquera, con una nueva forma de trabajo y algunos refuerzos que no le estaban funcionando en el torneo local, sólo 7 puntos de 21 que se entregaron, no era un buen augurio.

Este año sucede casi lo mismo, llegó un nuevo técnico, Miguel Ángel Portugal, muy criticado por su metodología de trabajo y las constantes rotaciones en el once titular, que no ha logrado conseguir una regularidad en el plantel, llegando a caer en tres...