Cultura empresarial y su ineficiente aplicación

en El Día el 10-02-19 10:16

En Bolivia, tan solo el 5% de las 296.791 firmas registradas en Fundempresa hasta el 2018 son consideradas grandes, datos que reflejan un bajo crecimiento económico en las compañías establecidas dentro del país. 

Cultura empresarial. Según Ruddy Sanguino, director de la carrera de Ingeniería Financiera de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), el principal problema que detiene el desarrollo de estas es la mala cultura empresarial que aplican, tanto el líder como el trabajador que forma parte de la marca. 

Indicó que la buena compatibilidad de los valores y fines que tengan la empresa y el trabajador, resulta un paso importante para mejorar el funcionamiento y crecimiento de la firma.

“El trabajador debe hablar el mismo idioma de la empresa. La cultura se trata de eso, del comportamiento de las personas con respecto a la actividad que realizan. Por ejemplo, si la marca te pide que realices tu trabajo con calidad, así debes hacerlo. Si no lo cumples, entonces no aportas y no te incluyes en la cultura. Caso muy común en las compañías”, expresó Sanguino. 

Además, subrayó que la “actitud y el liderazgo” suma bastante a la empresa, puesto que el trabajador debe manejar y sobrellevar la presión y el estrés constante en que se somete al formar parte de una de ellas.

“Una persona que sepa hacer las cosas pero tenga una actitud negativa, no aporta. Una persona que no sepa hacer las cosas y tenga una actitud positiva es diferente, porque yo le puedo capacitar, pero la actitud negativa no se lo puedo cambiar”, dijo Sanguino.

De la misma forma, señaló que en la base de toda cultura debe estar siempre la “competitividad, disciplina, orden y el trabajo grupal”, debido a que son los pilares fundamentales para proporcionar ideas e innovar, los cuales, vienen a ser los requisitos indispensables para empezar a competir con las grandes empresas.

“Tengo que hacer cosas diferentes y eso tiene que traducirse en la empresa. No se olvide que ya no compite solo en el mercado, sino con empresas nacionales e internacionales. Por ejemplo, si no hubiera competidores entre los teléfonos, estuviéramos con los ladrillos de antes”, agregó Sanguino.

Con relación a lo mencionado, detalló que la falta de industrias competitivas en el país detienen el crecimiento de las empresas, debido...