Luis Arce: “Las alianzas público-privadas no me convencen mucho, se las debe evaluar”

en El Deber el 10-02-19 05:59

Llegó solo, con una camisa manga corta, con sus clásicos lentes y con muchas ganas de hablar de números y porcentajes para defender el actual modelo económico del país. A las 10:20 ingresó al estudio de EL DEBER Radio para participar en el programa Asuntos Pendientes, que conduce Tuffí Aré y Patricia Gutiérrez, y luego nos dedicó un tiempo para plasmar sus ideas en el suplemento dominical Económico.

Luego de estar ausente por más de un año y medio del Ministerio de Economía, debido a un cáncer de riñón que lo llevó a Brasil para su tratamiento, Arce aseguró que su enfermedad está controlada, que de las revisiones trimestrales pasó a las semestrales y que su deseo es que los chequeos se vuelvan anuales. Asegura que el estrés puede ser su enemigo y que esta situación se la planteó al presidente Juan Evo Morales y que este le indicó entender su situación, algo que, sin embargo, su familia aún no logra digerir y menos aceptar.

 ¿Por qué volvió?

Por muchas razones, entre ellas el deseo de continuar profundizando nuestro modelo económico que nos ha dado resultado, la otra razón es que no quiero dejar solo al presidente en una etapa tan complicada que se viene, en un momento en que la economía tiene que estar tranquila y debe seguir caminando.

 Los analistas económicos indican que Bolivia sí está creciendo, pero a costo de un endeudamiento importante ¿Qué lectura tiene al respecto?

No sé quiénes se endeudaban más en el periodo neoliberal, puntualmente en 2005 la inversión pública era de $us 629 millones, de los cuales el 70% correspondía al endeudamiento externo y el 30% restante a un esfuerzo interno. Ahora hablamos de un presupuesto que bordea los $us 6.000 millones, donde contrariamente un 70% es financiamiento interno y un 30% endeudamiento externo. Con este dato contundente podemos ver que el crecimiento está basado en la inversión pública. Cuando ellos, los neoliberales, manejaban el país tenían un endeudamiento del 52% respecto al Producto Interno Bruto (PIB), esa es la realidad Argentina del momento, su deuda llega al 55% en relación con el PIB, Brasil llega al 80%, mientras que el de Bolivia es de un 24%.

 Los empresarios están preocupados con el nuevo incremento salarial. En el tema de la mejora salarial, la inflación de 2018 fue del 1,5% ¿ese dato se lo va a considerar?

Es demasiado prematuro hablar sobre el tema salarial, no tenemos siguiera el PIB al 31 de diciembre del año pasado cerrado que nos puede dar una idea de cómo nos ha ido en los diferentes sectores. Tenemos que ver cómo estamos en la productividad y no solamente la del trabajo...