Plásticos y calaminas protegen el “museo de Evo” a 2 años de su apertura

en Los Tiempos el 03-02-19 06:08

A lo lejos se observa una infraestructura imponente que se destaca entre las casas de la población de Orinoca, municipio de Santiago de Andamarca, Oruro. Se trata del Museo de la Revolución Democrática y Cultural, que fue inaugurado el 2 de febrero de 2017 y ayer cumplió dos años. Silencio y soledad es la impresión que dan las calles y viviendas a medida que uno se va acercando a la puerta principal del museo.

Al ingresar el polvo roza el piso. A primera vista, se advierte el deterioro que sufre la fachada por las lluvias, el sol o el viento, y en el interior también se notan los desperfectos en cada uno de sus bloques. Boletín de noticias Recibe todos los días los principales titulares de lostiempos.com, directamente por correo. Suscríbase ahora ¡Suscribase! Nombres: * Apellidos: * Teléfono/Celular: * Correo electrónico *

La infraestructura, que demandó un presupuesto de 50 millones de bolivianos y que fue construida en una superficie de 10.814 metros cuadrados, está dividida en tres bloques que llevan el nombre de los tres ayllus que conforman Orinoca: el bloque Inchura (Puma) se encuentra conformado por un sótano y tres niveles con una superficie de 2.042,85 m2; el bloque Sullca (Llama) se encuentra conformado por tres niveles con una superficie de 1.896,76 m2, y el bloque Collana (Quirquincho) se encuentra conformado por dos niveles con una superficie de 1.595,88 m2. Además de un mirador, un teatro al aire libre, un patio ceremonial y un templo andino.

En el museo se tiene en resguardo, según fuentes del Ministerio de Culturas, alrededor de 13 mil piezas, entre obsequios que habría recibido el Mandatario y obras de arte.

A primera vista, se puede advertir el deterioro que sufre la fachada por las inclemencias del tiempo, pero que devela la falta de mantenimiento de la millonaria obra. La entrada está casi despintada.

Sin embargo, el descuido no solamente es en lo externo; durante el recorrido de por lo menos dos horas se observó descuido en la infraestructura interna: goteras, cerámica de los pisos quebrada, paredes afectadas por la humedad, partes de los cielos rasos descuidadas, el piso de goma de los accesos a las salas levantado, entre otros.

esp_orinoca_8_jamesssss.jpg (2) La cerámica de uno de los pisos destrozada. DANIEL JAMES

Pero también se ve que se habilitó un plástico como cobertor de uno de los techos, presumiblemente para proteger el interior y que no ingrese agua de lluvia, además una de las puertas de cristal del bloque fue reemplazada por una calamina debido a que se rompió producto de un fuerte viento.

El administrador del Museo de Orinoca, Gilmar Arispe, que se encuentra en el cargo por dos meses, explicó a Los Tiempos que evidentemente se requiere realizar mantenimiento a la infraestructura y que ya se puso en conocimiento de las autoridades pertinentes; sin embargo, da cuenta que cada día hacen limpieza, aunque esto no sea suficiente para su mantenimiento.

Recuperar el monto en 630 años

El diputado de Unidad Demócrata (UD), Amíl...