Miriam Mendoza: ‘En el país somos semiprofesionales. En nuestro fútbol siguen los quijotes’

en La Razón el 13-12-18 11:41

Pocas son las mujeres que han llegado a la dirigencia del fútbol en nuestro país. Miriam Mendoza Alvarado es una de ellas: integró la Comisión Técnica y durante ocho años —es abogada de profesión— fue presidenta de la Comisión de Estatutos y Reglamentos de la Asociación de Fútbol de La Paz (AFLP).

Cuando cumplía esas funciones realizó un curso de administración deportiva de FIFA, en la década de los 90.

Por obligaciones familiares, el nacimiento de su hijo Diego, hace unos 18 años, tuvo que dejar sus actividades dirigenciales; aunque en la actualidad es asesora jurídica del club White Star de la Primera A de la Asociación de Fútbol de La Paz (AFLP), que preside su hermano Gróver.

Desde hace un tiempo la FIFA impulsa la inclusión de las mujeres en el fútbol, algo que pondera.

Considera que el fútbol boliviano en su conjunto no atraviesa por un buen momento y que la mejor forma de que se levante es dejar trabajar a la actual dirigencia de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

— ¿Cómo ve al fútbol boliviano en la actualidad?

— Ha sufrido un bajón, pero es un todo integral. Escucho decir que los dirigentes, que los jugadores, se habla de reestructuración, pero creo que ahora más que nunca afecta mucho la parte económica, no existe apoyo efectivo para solventar a un club profesional y siguen existiendo personas que sacan adelante a sus instituciones con lo que ellos tienen; pero cada vez existe menos gente que apoya y dirigentes que no sirven al deporte, sino que se quieren servir del fútbol, entonces esa es una parte dañina.

— ¿Cómo afecta el aspecto económico?

— El problema es que en Bolivia el denominativo profesional es diferente a como está conceptuado en otros países. Pienso que en el país somos semiprofesionales, son pocos los clubes que son administrados profesionalmente y aun así tropiezan con problemas económicos.

— ¿La crisis en la que se encuentran varios de los clubes profesionales es una muestra de las carencias económicas a las que hace referencia?

— En el último tiempo se ha hecho evidente esa situación, varios son los clubes que no pueden mantener sus planteles profesionales y encima desde el próximo año tienen que pensar en solventar sus equipos femeninos por mandato de la FIFA y la Conmebol, que instruyen a las asociaciones nacionales trabajar en los grupos de interés (fútbol femenino, salón y playa). Lo veo muy difícil iniciar el fútbol femenino sin contar con recursos económicos.

— Aparte del tema económico, FIFA y Conmebol no piden sino exigen que las federaciones cumplan, ¿cómo hacer frente a eso?

—  Yo aplaudo la gestión de FIFA, Conmebol y obviamente de la Federación Boliviana, porque es una disposición que se tiene que cumplir, los estatutos de la Federación han sido modificados en función a las exigencias de FIFA y además la ley no se la discute, la ley se la cumple.

Cada club tiene que tener un equipo femenino porque existe el proyecto de la organización de una liga. Apoyo la inclusión y hay que ver la forma de hacerla posible y captar recursos para solventar esos equipos porque no solo son las 11 jugadoras, pues por detrás hay un trabajo logístico, tiene que existir una retribución económica, eso implica tener una planilla de pago, canchas, viajes, etc. Ojalá que los dirigentes busquen los mecanismos para hacer efectiva la participación y que el fútbol femenino empiece a resurgir.

— ¿Cómo se puede viabilizar la liga femenina?

— La inserció...