Brazaletes de control para frenar a barras bravas en el estadio Bernabéu

en Los Tiempos el 05-12-18 04:06

Ayer, a media mañana, un par de chavales con chándal y cazadora de River revisaban su móvil en Puerta de Toledo. “¿La calle Humilladero?”, preguntaban cargados con maletas para unos cuantos días. Madrid empieza a recibir a los miles de argentinos y aficionados al fútbol de toda Europa (y también de otros países suramericanos) que pretenden estar el domingo en el Bernabéu. Algunos llegan con la entrada segura y otros con ganas de regatear en la reventa. Asunto delicado éste, por los precios disparados que se manejan en el mercado negro. Boletín de noticias Recibe todos los días los principales titulares de lostiempos.com, directamente por correo. Suscríbase ahora ¡Suscribase! Nombres: * Apellidos: * Teléfono/Celular: * Correo electrónico *

Esta Copa Libertadores errante, que debe tener su cierre el domingo en el campo del Real Madrid, va a revolucionar la ciudad. Las fuerzas del orden y el club blanco se preparan para evitar que la fiesta futbolística, tan insólito evento, se manche con la violencia de los ultras argentinos, culpables de que el partido, como lamentó Santiago Solari, haya tenido que coger un océano de distancia para poder celebrarse.

Hoy deberían aterrizar los dos equipos, a pesar de las reticencias de River a jugar fuera de su estadio. Y al rebufo de las expediciones oficiales, sus seguidores. Las 10.000 entradas que han gestionado Boca y River al 50% serán repartidas una a una en la capital de España, imitando el método que lleva algunas temporadas aplicando el club blanco en los partidos de la Champions que disputa a domicilio.

Para evit...