Fuerte tensión mundial rodea la cumbre del G20

en Correo del Sur el 30-11-18 03:29
DECISIÓN

Donald Trump

PRESIDENTE DE EEUU

Dado que los buques y los marineros no han sido devueltos a Ucrania por (parte de) Rusia, he decidido que lo mejor para todas las partes es que cancele la reunión prevista en Argentina con el presidente Vladímir Putin".

Los líderes del mundo se reunirán desde hoy viernes en Buenos Aires en medio de una encrucijada global marcada por las tensiones comerciales entre Estados Unidos y potencias como China y la Unión Europea y por cruciales choques diplomáticos como el que enfrenta a Rusia con Ucrania.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, canceló ayer el encuentro que tenía previsto mantener en Buenos Aires con su homólogo ruso, Vladímir Putin, y aseguró que no tiene claro si quiere cerrar un acuerdo comercial con China cuando se reúna mañana con el mandatario chino, Xi Jinping.

Poco después de despegar rumbo a Buenos Aires, Trump anunció la suspensión del encuentro que tenía previsto mantener con Putin el sábado en los márgenes de la Cumbre de líderes del G20, debido a las detenciones de buques ucranianos por parte de Moscú en el mar Negro.

"Dado que los buques y los marineros no han sido devueltos a Ucrania por (parte de) Rusia, he decidido que lo mejor para todas las partes es que cancele la reunión prevista en Argentina con el presidente Vladímir Putin", escribió Trump en su cuenta de Twitter.

"¡Espero tener de nuevo una cumbre significativa (con Putin) una vez que se resuelva esta situación!", añadió el mandatario.

El encuentro entre Trump y Putin iba a ser el primero entre ambos desde la cumbre del pasado julio en Helsinki, y el Kremlin quería aprovecharlo para hablar sobre desarme nuclear, la lucha antiterrorista y Siria, entre otros temas.

Pero la crisis marítima generada el pasado fin de semana con Ucrania cambió el panorama y suscitó duras críticas desde Washington, aunque no tanto del propio Trump, quien evitó condenar directamente a Rusia y ayer opinó que este era "un muy buen momento" para volver a reunirse con Putin.

Trump cambió de opinión un par de horas más tarde, después de hablar a bordo del Air Force One con su secretario de Estado, Mike Pompeo; su jefe de gabinete, John Kelly; y su asesor de seguridad nacional, John Bolton, quien conversó con ellos desde Brasil.

El Kremlin pareció sorprendido por la n...