Muerte de universitario genera tensión entre sectores políticos

en Correo del Sur el 26-05-18 09:24
MOVILIZACIÓN

La Confederación Universitaria Boliviana (CUB) determinó una movilización a nivel nacional que se realizará el lunes en demanda de un mayor presupuesto y en repudio a los actos "cobardes y violentos".

La muerte del universitario Jonathan Quispe en movilizaciones estudiantiles desató ayer protestas de universitarios y opositores, en contra de la actuación policial y la versión oficial que atribuye el fallecimiento a los propios manifestantes.

Universitarios y opositores protestaron en La Paz por la muerte ayer del estudiante en la ciudad de El Alto y reclamaron la renuncia del ministro de Gobierno, Carlos Romero, al que calificaron de "mentiroso" por la versión de los hechos.

"Somos universitarios, no somos ignorantes. Todo el mundo se da cuenta de que una canica no podría perforar un hueso y más aun con un petardo", declaró Carla Ayala, una representante estudiantil, durante una concentración frente al Ministerio de Gobierno.

Romero había señalado horas antes en rueda de prensa que el estudiante de comunicación social no falleció por un proyectil de la Policía sino por el impacto de una canica de vidrio disparada con un petardo casero, supuestamente por los propios manifestantes, que se alojó en un pulmón y le provocó el fallecimiento por una hemorragia interna.

Sin embargo, los universitarios "ya están haciendo experimentos para demostrar que no ha sido una canica", manifestó Ayala, secretaria ejecutiva del centro de estudiantes de Comunicación Social de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).

Alrededor de un centenar de estudiantes de la UMSA se concentraron frente al ministerio al grito de "no fue una canica, fue la Policía", con pancartas pidiendo la dimisión del ministro.

El rector de la UMSA, Waldo Albarracín, emitió un comunicado por el cual exigió a la Fiscalía una investigación transparente sobre este caso y solicita al Gobierno una asignación suficiente para el normal funcionamiento de la UPEA y todas las universidades.

En las críticas hacia la versión oficial coincidieron entidades universitarias, de derechos humanos y sindicales, entre o...