China alaba relación con Bolivia, pero lamenta el trato discriminatorio

en El Deber el 14-03-18 04:36

La República Popular de China a través de su embajador, Liang Yu consideró que las relaciones bilaterales con Bolivia pasan por su mejor etapa histórica, pero calificó de preocupante el tratamiento de algunos medios de comunicación a la difusión de información en su criterio, discriminatoria y negativa sobre hechos que consideró “aislados” en torno a empresas y ciudadanos chinos.

En una amplia entrevista concedida a ANF en ambientes de la Embajada de China en la zona sur de La Paz, el embajador Liang Yu, destacó que su país sea el segundo mayor socio comercial y el mayor proveedor de financiamiento de Bolivia. Habló de la balanza comercial que alcanzó el 2017 a $us 2.430 millones con un valor de $us 2.030 millones por importaciones de bienes hacia Bolivia y $us 400 millones por exportaciones hacia el país asiático.

Sentado cómodamente en un sillón gris delante de la bandera china, el diplomático afirmó que las relaciones bilaterales están basadas en la complementariedad, porque mientras Bolivia tiene ricos recursos naturales, China tiene una adaptada tecnología y fondos suficientes.

Ante las denuncias en contra de las empresas chinas en Bolivia, por vulnerar normas laborales y medioambientales, y los hechos delictivos que involucró a ciudadanos de nacionalidad china, Liang Yu llamó a los medios de comunicación a tratar a las empresas y comunidad chinas “sin discriminación, prejuicio, ni exageración para construir un ambiente mediático y social amigable para las relaciones bilaterales y la cooperación sustancial”.

ANF: China es una potencia mundial y Bolivia es todavía una economía chica a nivel regional. ¿Por qué  su país se ha interesado en las relaciones comerciales bilaterales con Bolivia?

L.Y: El Producto Interno Bruto (PIB) de China en 2017 equivale la suma total del PUB de los países que ocupan del quinto al décimo puesto del ranking mundial. Sólo el incremento del volumen económico de China en 2017 casi alcanza al PIB de toda Francia. China siempre defiende que todos los países, sean grandes o pequeños son iguales, y está dispuesto a desarrollar cooperaciones amistosas con todos los países sobre la base de la igualdad y el beneficio mutuo. China, como un país en vías de desarrollo y una gran potencia responsable, que se dedica activamente a construir un nuevo tipo de relaciones internacionales y una comunidad de destino de la humanidad. Es decir, China no solo presta atención a su propio desarrollo, sino también insiste en impulsar a través de este, al desarrollo mundial. China siempre persiste en el concepto de gobernanza global de “consultar, construir y compartir conjuntamente”, aboga por la democratización de las relaciones internacionales, y está dispuesta a profundizar la cooperación en todos los sentidos con todos los países en vías de desarrollo, incluida Bolivia, a fin de materializar el beneficio mutuo y el desarrollo compartido.

Bolivia es un país importante en América Latina y un socio importante y confiable para China. El desarrollo de las cooperaciones amistosas entre China y Bolivia cuenta con tres ventajas principales: primero, la confianza política sólida. Bajo la atención y la promoción personal de los líderes de los dos países, las relaciones sino-bolivianas han enfrentado en la mejor etapa histórica. Con los frecuentes intercambios de alto nivel y el apoyo recíproco en la comunidad internacional, la connotación estratégica de las relaciones bilaterales se ha enriquecido continuamente. Segundo, la complementariedad económica. Bolivia tiene ricos recursos naturales, China tiene una adaptada tecnología completa, avanzada y fondos suficientes, así que existe un gran potencial de las cooperaciones entre ambas partes. En la actualidad, China es el segundo mayor socio comercial y el mayor proveedor de financiamiento de Bolivia, y uno de los países con mayor cooperación hacia Bolivia. En tercer lugar, el aprendizaje mutuo entre dos civilizaciones. Tanto China como Bolivia cuentan con civilizaciones antiguas y una larga historia. Ambas partes se valoran mutuamente. La tradición de amistad  entre los dos pueblos data de tiempos antiguos, lo cual proporciona una base sólida de opinión pública a favor del desarrollo de las relaciones bilaterales. Estoy convencido de que el desarrollo estable y sano de las relaciones entre ambos países promoverá efectivamente el desarrollo económico y social de Bolivia y la prosperidad nacional, ayudará a Bolivia a realizar su plan quinquenal de desarrollo y la estrategia de ser el Centro Energético de Sudamérica, lo cual seguramente va a beneficiar al bienestar del pueblo boliviano.

ANF: ¿Cómo evalúa la relación bilateral entre China y Bolivia en estos últimos años del Gobierno del presidente Evo Morales?

L.Y: Desde que el señor presidente Evo Morales asumió el cargo, Bolivia ha logrado grandes éxitos en el desarrollo económico y social, lo cual China admira bastante. Al mismo tiempo, las relaciones entre China y Bolivia han entrado en una nueva órbita de rápido desarrollo. En primer lugar, las visitas mutuas de alto nivel son cada vez más constantes. El señor Presidente ha visitado China en tres ocasiones, y los ministros de Relaciones Exteriores de ambas partes han realizado visitas mutuas en los últimos dos años. En segundo lugar, la cooperación pragmática se está profundizando.

Bolivia es un país importante en América Latina y un socio importante y confiable para China, el desarrollo de las relacionas amistosas cuenta con tres ventajas importantes a mi juicio como la confianza política sólida, bajo la promoción personal de los dos líderes de los dos países, las relaciones sino-bolivianas han entrado en la mejor etapa histórica con los frecuentes intercambios de alto nivel y el intercambio recíproco en la comunidad internacional.

ANF: ¿Cuántas empresas operan en el país y a cuánto llega el total de recursos contratados con el Estado? 

L.Y: En la actualidad aproximadamente 60 empresas chinas operan en Bolivia, y el valor de contrato de los proyectos alcanza a casi 7 mil millones de dólares. El kilometraje de las docenas de carreteras construidas por las empresas chinas ha superado los 1.300 kilómetros expandiéndose por todas las partes de Bolivia, las cuales han sentado una base sólida para el mejoramiento de la infraestructura de transporte y el proceso de industrialización de este país. En tercer lugar, los intercambios humanístico-culturales se están intensificando. Los intercambios de personal y de cultura han incrementado. “La fiebre de la cultura china” ha surgido en muchas partes de Bolivia. Cada vez más bolivianos considerando aprender chino como una moda.

Actualmente, amb...