Hambre y falta de dinero activan una bomba de tiempo en la región

en Los Tiempos el 22-05-20 05:14

El paso de los días y la falta de una idea clara de cuándo se va a salir de la pandemia por el coronavirus generan un malestar social que ha dado lugar a protestas ciudadanas en varios países de la región, en forma de bloqueos, cacerolazos o marchas callejeras, lo cual genera marcada preocupación en los Gobiernos latinoamericanos y en organismos internacionales.

El problema no sólo radica por el temido colapso sanitario en una región que, en general, no cuenta con estados del bienestar, sino, sobre todo, por la posibilidad de que se produzca un estallido en unas sociedades con grandes bolsones de pobreza, miseria rural y hacinamiento urbano.

En Santiago de Chile, los vecinos de las comunas de El Bosque y La Pintana, barrios de clase obrera con sectores muy pobres, desafiaron la cuarentena decretada en Santiago desde el viernes para protestar con carteles, incendiando barricadas, golpeando cacerolas, y gritando consignas en contra del gobierno de Sebastián Piñera por la falta de trabajo y alimentos.

Gabriel Capetillo, periodista chileno, dijo a Los Tiempos que, a pesar que está prohibido salir de sus casas, cientos de pobladores salieron a las calles protestando por la carencia de comida, y el nulo apoyo del Gobierno para ayudar a las familias tanto de escasos recursos, como muchas otras que han perdido su fuente laboral debido al coronavirus.

En Colombia, las protestas han surgido en varias ciudades y zonas rurales del país y se dan en distintas modalidades: bloqueos de calles, cacerolazos y trapos rojos en las ventanas para exigir ayudas económicas y alimenticias.

John Palomino, periodista colombiano, manifestó a este medio que el pedazo de tela roja “sirve como grito de auxilio” y empieza a esparcirse por Colombia como un nuevo símbolo de protesta contra la pobreza que vive el país.

“El g...