Wendy, la campeona heredera del apellido Soria

en La Razón el 11-12-19 03:57

Tiene buen manejo de pelota y una fuerte pegada. Además, un carácter importante. Son algunos atributos que Wendy Soria Amusquivar heredó de su progenitor, Vladimir Soria, notable mediocampista en su época, hombre de Bolívar y la selección nacional.

Wendy acaba de consagrarse campeona del torneo femenino de la Asociación de Fútbol de La Paz junto con sus compañeras de la Academia del Balompié Boliviano (ABB).

De los tres hijos de Vladimir, los varones Cristian y Leonardo no le sacaron a su padre los atributos futbolísticos como lo hizo Wendy, quien, sin embargo, comenzó a patear la pelota para seguir lo que hacía uno de ellos.

“Desde niña veía a mi hermano mayor Cristian jugar en el coliseo cerrado al futsal y aquello me llamó la atención, entonces empecé a jugar junto con él y sus amigos. Luego me enteré de que había una escuela de fútbol donde concurrían niñas, así que me hice inscribir y llegué de esa manera a ABB en 2005, donde mejoré bastante en todos los aspectos”.

Contra lo que se pudiera pensar, no hubo influencia directa de su padre, que era un gran jugador de fútbol.

“No, para nada influyó mi papá, incluso de pequeña no me llamaba la atención el ir a verlo al estadio. Recién pude verlo a los 13 años, a veces iba a Tembladerani, a sus entrenamientos, pero no me interesaba mucho. Mi papá no influyó en nada, pero sí me apoyó al igual que mi mamá Sara y mis hermanos, todos estuvieron de acuerdo con que jugara. Lo que sí, creo que me hice bolivarista porque mi papá jugo muchos años en ese club”.

Llegó a la selección paceña en 2007, jugó en los torneos nacionales. Fue convocada a la selección nacional en 2008, aunque no pudo quedarse porque, al margen del fútbol ya estaba dedicada a sus estudios universitarios. “Fue un periodo de exámenes y como de antemano había la promesa de no descuidar los estudios preferí cumplir con ese compromiso con mi familia. Hoy, pensar en volv...