Solo en pérdida forestal, el daño de los incendios supera los $us 600 millones

en El Deber el 06-10-19 04:13

Los incendios que están causando la mayor catástrofe ecológica en Bolivia son también un golpe a los bolsillos del país. La Fundación para la Conservación del Bosque Chiquitano (FCBC) le ha sacado punta al lápiz y con calculadora en mano ha estimado las pérdidas registradas hasta el 20 de septiembre, aún sabiendo que solo se trataría de una pequeña muestra del gran daño que está sufriendo el fuego a Bolivia.

Sobre los efectos en la fauna, le es imposible dar cifras exactas, debido a que no se han realizado los estudios necesarios para determinarlo. Sin embargo, las estimaciones dan a entender que seguro serán millones, sin contar invertebrados. En la flora: ocurre parecido con la diversidad de especies vegetales perdidas, pero al menos, con pruebas evidentes, la fundación sostiene que es posible hacer estimaciones serias.

Daniel Coimbra, jefe del departamento de Comunicación de la FCBC, mira los números del incendio y dice: “Se sabe que, del total de áreas quemadas hasta el 20 de septiembre, el 64% han sido bosques, es decir, más de 2 millones de hectáreas de bosques.


googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1551469702838-0-1'); }); googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1550761762380-0-1'); });

Con un promedio de 30 metros cúbicos de madera de árboles con diámetro superior a 20 centímetros, este resultaría en más de 60 millones de metros cúbicos de madera, que, al precio más bajo posible de la madera ($us 10 por metro cúbico que es lo que cuesta la leña), serían más de 600 millones de dólares en pérdidas económicas”.

Andrea Markos, especialista de Sistemas de Información Geográfica (SIG) y autor del informe del FCBC, dijo que se han quemado aproximadamente 3,5 millones de hectáreas en todo el país, de las cuales casi dos terceras partes se pueden considerar bosques.

Detalló que, según Global Forest Watch (Vigilancia Forestal mundial), se clasifica bosque un área en la que prevalece con una cobertura mayor al 30% de dosel arbóreo, es decir, vegetación leñosa con porte mayor a cinco metros.

Es una gangrena que golpea el bosque. Los desmontes de árboles y los incendios son dos de los enemigos mortales de los bosques del país. Fotos: Fuad Landívar

Con esa puntualización, asegura que la afectación de los incendios ha sido muy marcada en áreas protegidas, reservas forestales y tierras cuyo uso previsto por el Plan de Uso del Suelo Departamental de Santa Cruz es estrictamente de vocación forestal.


googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1550761882813-0-1'); });

“Estos bosques son fuente de vida para cinco pueblos indígenas del departamento de Santa Cruz y hogar de fauna y flora poco estudiadas. Las tierras de producción forestal permanente afectadas por los incendios son ricas en árboles maderables de los más finos, como la tipa, el morado y el roble chiquitano, llegando a tener un precio de hasta 300 dólares el metro cúbico.

El sector agropecuario ha sido fuertemente afectado con pérdida de ganado y pastizales. Es prematuro estimar los daños en los diferentes ámbitos, pero los mismos son muy elevados según reportan los afectados”, explicó Markos, que precisó que la metodología que utilizó para estimar la superficie quemada fue la llamada delta NBR, una metodología estándar muy utilizada.

Frente a la crisis ambiental en Bolivia y en Sudamérica, las organizaciones de la sociedad civil que trabajan en la promoción del desarrollo sostenible, la conservación de la biodiversidad y el resguardo de los derechos humanos, hicieron un llamado de atención a los gobernantes de los países afectados por los incendios, entre ellos Bolivia, Brasil y Paraguay; a los demás países de la cuenca amazónica y la cuenca del Plata y a la comunidad internacional, para actuar ante los desastres naturales que están ocurriendo en la Amazonia, los bosques secos y el Pantanal.

Son 69 las organ...