Se deteriora el pilar de la economía boliviana: el gas

en Los Tiempos el 06-08-19 08:27

La caída de la producción de gas natural, en aproximadamente un 30 por ciento en los últimos cinco años, no da lugar a proyecciones optimistas rumbo al Bicentenario. Especialistas afirman que el deterioro de los megacampos, los limitados resultados de la exploración y las escasas alternativas de mercados generan incertidumbre en el futuro de este sector que hasta ahora representa el 60 por ciento de la economía del país.

Pero el Gobierno nacional tiene lectura diferente. El ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, habla del paso de una época dorada a una de platino, ubicando al año 2019 como el inicio de la internacionalización de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y la apertura de mercados privados. Además, proyecta un incremento de reservas de 10,7 a 15 trillones de pies cúbicos (TCF) hasta 2025.

Según el analista en energías Francesco Zaratti, las exportaciones de gas natural bajaron en volumen y se estancaron en precios, de modo que ingresan menos divisas al país. Esto se traduce en menores montos por regalías e IDH en regiones y municipios. “Y las perspectivas son aún más pesimistas”, agregó.

Zaratti afirma que es difícil pronosticar la situación del sector hidrocarburos en 2025, pero que hay “uno que otro proyecto exploratorio puede tener resultados positivos”. Sin embargo, cuestiona que el “cambio de época” del mercado del gas apenas está siendo entendido por el Gobierno, cuya política energética incurrió en graves errores en los últimos 13 años.

“Un cambio de política energética ayudaría a enfrentar el bicentenario en mejores condiciones”, añadió.

Como una medida para aumentar los volúmenes de gas, Zaratti considera fundamental la exploración, pero también el ahorro del gas que se quema innecesariamente en el mercado interno, como ocurre en las termoeléctricas. Y es que para él es indispensable la generación eléctrica mediante energías renovables.

El secretario de Energía, Minas e Hidrocarburos de la Gobernación de Santa Cruz, Herland Soliz, coincide en que Bolivia debe hacer con urgencia un cambio en su matriz energética dando paso a las energías alternativas.

Indicó que el consumo interno de gas natural asciende a 13 millones de metros cúbicos día (MMm3d) y que al menos 9 MMm3d son utilizados para la generación de electricidad. Soliz considera importante desarrollar las energías alternativas para destinar esos 9 MMm3d a la exportación o industrialización para obtener mayores réditos económicos.

“En eso deberíamos focalizarnos en los próximos cinco años”, agregó, a tiempo de mencionar que el...