Álvarez, los hermanos (y rivales) sinónimo del gol

en La Razón el 24-04-19 12:42

Rivales en cancha, goleadores en sus equipos, guerreros de vida, así son Gilbert y Willan Álvarez, los delanteros hermanos de Wilstermann y Aurora, respectivamente.

Más allá de su vocación de marcar goles y de su pasión por el fútbol, ambos futbolistas-hermanos son ejemplo de tenacidad y lucha en la vida, porque batallaron más de la cuenta para llegar hasta donde están.

“Los Álvarez no nos rendimos. Nos tocó pasar duras etapas, pero no nos caemos y seguimos”, dice Gilbert, el mayor de los Álvarez.

“Pasé hambre en Real (Potosí) porque no me pagaron durante cinco meses y tuve que vender mis chuteras para volver a Santa Cruz”, cuenta Willan, el menor que forja su propio nombre en el equipo del pueblo.

Tanto Gilbert como Willan pasaron dificultades diversas al inicio de sus carreras futbolísticas, pero su persistencia y constancia inquebrantable los llevaron a lograr sus objetivos.

Gilbert tiene aún en su mente cuando jugó en la selección boliviana Sub-17 el Sudamericano de Chile 2009, cuando fue una de las revelaciones del torneo.

Sin embargo, no todo fue alegría, porque así joven probó suerte en Cruzeiro de Brasil y no fue fácil, se fue a Bélgica en Europa y tampoco.

“Volví al país, debuté a nivel profesional en The Strongest, pero una lesión me paró nueve meses. Me costó volver, fue en Guabirá y ascendimos a la Liga”, recuerda.

El atacante volvió a La Paz, a Unión Maestranza de Viacha, donde recuerda que jugó con Raúl Castro (The Strongest) y retomó confianza.

Similar inicio con apuros y malos ratos tuvo Willan, quien se formó en la Academia Tahuichi donde jugó hasta los 15 años, pasó por la preprofesional de Bolívar al mando de Óscar Villegas, pero una distensión de ligamentos lo apartó del fútbol; tras varios meses parado regresó a Santa Cruz y tuvo que buscar equipo durante un tiempo.

seguir leyendo en La Razón