Caso Rózsa: Analistas ven uso político e ineficacia en justicia

en Correo del Sur el 17-04-19 03:23
CASO TERRORISMO

El 16 de abril de 2009, la Policía desbarató una presunta célula terrorista en un operativo en Santa Cruz.

Eduardo Rózsa Flores (húngaro-boliviano), Árpád Magyarosi (húngaro-rumano) y Michael Martin Dwyer (irlandés) murieron en el enfrentamiento; mientras que Mario Tadic (croata-boliviano) y Elöd Tóásó (húngaro) se declararon culpables.

El MAS y la Fiscalía concluyeron que el grupo irregular tenía como objetivo la fragmentación del país, desarrollar una guerra civil, generar conflictividad para el derrocamiento del presidente Evo Morales y la intervención de una potencia extranjera. Ni la justicia ni la Fiscalía pudieron demostrar estos hechos.

Han pasado diez años desde el asalto policial, en el hotel cruceño Las Américas, a un supuesto grupo terrorista que pretendía asesinar al presidente Evo Morales y convulsionar al país, según la versión del Gobierno. Hasta el día de hoy, el juicio a los implicados, iniciado en octubre de 2012, no comprobó su hipótesis y para dos analistas, más bien, develó la inoperancia del Órgano Judicial y su uso político para desbaratar a la oposición.

El fiscal del proceso Marcelo Soza, quien tras huir del país denunció que todo fue un montaje del Gobierno, acusó a 39 personas. De éstas, 22 fueron a juicio, cuatro fueron separadas por razones de salud y seis se acogieron al proceso abreviado, según la defensa de uno de los acusados, por "chantajes de libertad por culpa".

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Al momento, quedan 12 procesados, hay 17 declarados en rebeldía, de los cuales 16 están en calidad de refugiados y uno fue aprehendido el año pasado.

PROCESO SIN RESULTADOS

Para el analista y constitucionalista, Williams Bascopé, y para el presidente del Colegio de Abogados de Santa Cruz, Julio Egüez, el hecho de que en diez años no se haya comprobado la principal hipótesis del Gobierno, un caso de terrorismo separatista, demuestra la inoperancia del Órgano Judicial y que se trata de un juicio político.

"Cómo, en un proceso judicial de las características tan importantes, la justicia hasta el día de hoy siga dilucidando en juicio, es decir, el Ministerio Público no ha logrado llegar a una sentencia en esta situación. El Poder Judicial lo único que ha mostrado es su inoperancia e ineptidud en casos concretos", afirma Bascopé.

Del inicio del juicio del caso Rózsa pasaron siete años de proceso oral y tres años previos de investigaciones y preparaciones. Por ello, Bascopé afirma que el...