Afectados por el caso terrorismo se aferran a una sentencia de la CIDH

en Los Tiempos el 16-04-19 03:49

Han pasado 10 años desde el operativo policial en el hotel Las Américas (Santa Cruz) que derivó en la apertura del denominado caso terrorismo. De las 21 personas que se sometieron a juicio, solamente quedan dos privadas de libertad, quienes se niegan a optar por un procedimiento abreviado, pero que aferran sus esperanzas en la sentencia que pueda emitir la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), organismo que admitió la denuncia en febrero de 2018.

Según Gary Prado Araúz, abogado de los dos que continúan en celdas, Juan Carlos Guedes y Alcides Mendoza, la CIDH tiene la atribución de acusar al Estado de Bolivia e iniciar un juicio por la violación de derechos humanos. El resultado puede ser la nulidad del juicio, en primera instancia, y reparación de daños a las personas que fueron víctimas de esta vulneración.

“Ellos como personas inocentes dentro de ley están haciendo todo para que prevalezca su estado de inocencia, frente a un Estado, o un Gobierno en particular, que quiere declararlos culpables a toda costa sin poder probar que han cometido delitos”, indicó Prado.

Zvonko Matkovic Ribera, uno de los procesados que actualmente cumple detención domiciliaria luego de permanecer más de ocho años en prisión, espera que la sentencia de la CIDH confirme la violación a los derechos humanos de la que fueron víctimas los acusados desde el inicio de las investigaciones.

“No hay una manera ética, moral ni legal para justificar tener a una persona 10 años sin sentencia en la cárcel”, afirmó al referirse de modo particular al caso de Guedes y Mendoza.

María del Carmen Morales, representante de los familiares de los procesados por el ca...