En siete años, Romero no logra frenar la corrupción en la Policía

en El Día el 12-04-19 10:03

Carlos Romero está siete años al frente del Ministerio de Gobierno y al mando de diez comandantes generales, a lo largo de estos años no logró frenar la corrupción en la Policía Boliviana.

Romero ocupó distintos cargos durante el gobierno del presidente Evo Morales, sin embargo, es en la cartera del Ministerio de Gobierno donde estuvo más tiempo. Asumió la responsabilidad en enero de 2012.

Desde el inicio de la presidencia de Morales (2006), la corrupción en la Policía ha sido un problema permanente, muestra de ello es que cada gestión apareció manchada por escándalos que involucraban a los uniformados del Verde Olivo.

Entre 2006 y 2011, los generales Isaac Pimentel, Miguel Vásquez, Miguel Gemio, Víctor Hugo Escobar, Oscar Nina y Oscar Farfán estuvieron vinculados a distintos hechos de corrupción: manejo irregular de fondos del Consejo de Vivienda Policial, adjudicaciones irregulares, uso indebido de influencias y beneficios en razón del cargo, placas clonadas y narcotráfico.

Romero llegó al cargo para limpiar esa imagen negativa y reestructurar la institución, pero ese objetivo aún no ha sido cumplido. El martes cambió al comandante de la institución que apenas permaneció en el cargo tres meses, y a la nueva autoridad posesionada le pidió que sanee la entidad.

ANF hizo un repaso de los principales hechos de corrupción en la institución policial durante las gestiones del ministro.

Cuando Romero llegó al ministerio, estuvo al mando de la Policía el general Jorge Santiesteban (2011-2012), fue destituido y procesado por el ingreso ilegal de 54 cadetes a la Universidad Policial (Unipol)

Declaraciones del ministro Romero en 2012

Santiesteban fue reemplazado por Víctor Maldonado (mayo de 2012 a diciembre de 2012). La designación de Maldonado fue criticada porque anteriormente participó en la represión a los indígenas en Chaparina. Además, los mismos policías cuestionaron su nombramiento porque no egresó de la Academia Nacional de Policías (Anapol).

Su sucesor, Alberto Aracena (2012-2013) fue involucrado en la compra irregular con sobreprecio de uniformes (blusas) para efectivos policiales, hecho que habría dejado un daño económico de Bs 200 mil, aproximadamente.

...