Emoción y "miedo" por ver a su hija 42 años después de robársela la dictadura

en El Deber el 10-04-19 12:59

La emoción por vivir algo "grandioso" se mezcla con el "miedo" a lastimarla. Así definió Carlos Alberto Solsona el próximo encuentro con su hija, una bebé robada por la dictadura argentina (1976-1983) cuya identidad ha sido restituida 42 años después y anunciada este martes por las Abuelas de Plaza de Mayo.

Norma Síntora fue secuestrada cuando tenía 8 meses de embarazo en mayo de 1977, con solo 25 años. Desde entonces ya no se ha vuelto a saber de ella, y hasta ahora tampoco había certezas sobre el paradero del niño o niña que llevaba en su seno, fruto de su matrimonio con Carlos Alberto.

Pero tras más de cuatro décadas de búsqueda y "miles de noches sin poder dormir", Solsona, a sus 70 años, podrá por fin abrazar a su hija -la nieta 129 identificada por Abuelas- y conocerla de forma privada, gracias a un intenso proceso de investigación y a una reveladora prueba de ADN.


googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1551469702838-0-1'); }); googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1550761762380-0-1'); });

"No quiero imaginar situaciones, porque tengo sobre todo mucho miedo de lastimarla a ella. Después de esa preocupación principal, va a ser algo grandioso", dijo el hombre a la prensa en la sede en Buenos Aires del organismo que integran las emblemáticas ancianas, que históricamente buscan a sus nietos, hijos de los desaparecidos que fueron apropiados por el régimen y entregados a familias ajenas.

Al acto acudieron multitud de simpatizantes de la causa, así como Marcos, el primer hijo de Síntora y Solsona, que nació en 1976.

Sin embargo, la "nueva nieta", de quien no se facilitó ni nombre, ni detalle de la familia co...