Alimentación, factor importante para prevenir enfermedades

en El Día el 07-04-19 07:17

La situación de la salud en Bolivia se ve envuelta en polémica cada año ante las carencias tecnológicas, de infraestructura y personal que presentan los diferentes hospitales de primer, segundo y tercer nivel. Es la población, especialmente las familias con algún miembro internado o que requiere de atención médica regular, quienes padecen los problemas en primera fila. Sin embargo, la adopción de reglas para desarrollar una vida saludable puede evitar el desarrollo de posibles enfermedades y complicaciones que atenten nuestra salud. 

La realidad de nuestros hospitales. La saturación de las salas de emergencia, la postergación de cirugías y la sobrepoblación de pacientes para el número de camas disponibles son algunos de los factores que provoca la poca asignación de recursos para la salud, lo que ha provocado que Bolivia continúe en los últimos puestos de inversión en el área de Sudamérica, según datos del Banco Mundial debido a que aporta tan solo 84 dólares por persona anualmente.  

Otras carencias que suman a este déficit son los equipos dañados, la falta de personal capacitado, baja dotación de insumos y medicamentos, al igual que especialidades clausuradas en centros de primer y segundo nivel  que luego provocan una saturación en la atención dentro de los hospitales de tercer nivel siendo que,  y según estudios internacionales, un 80% de los problemas de salud pueden resolverse en centros de atención primaria, 15% en la secundaria y  5% llegaría a un tercero. 

Proyectos recién implementados. Por otro lado, el Presupuesto General de la Nación  designó para este 2019 un 6,6% que equivaldría a 20 mil millones para temas de esta índole. Aún así, la habilitación de ítems es lo que más se requiere para ampliar la cobertura a mayores de 5 hasta los 59 años como consecuencia de la nueva normativa del Sistema Único de Salud (SUS) que pretende incrementar la atención de manera gratuita comenzando por los centros de primer nivel.  A pesar de ello, la capacidad y cantidad de médicos disponibles no abastece al número de pacientes que atienden por día. Según una normativa de la Organización Mundial de la Salud, cada paciente debe tener al menos 15 minutos de atención médica por lo que en seis horas de trabajo, un médico debería atender máximo a 24 pacientes, pero muchas veces es sobrepasado. Solo en Santa Cruz, según Robert Hurtado, secretario ejecutivo de la Federación de Trabajadores de Salud se necesitan aproximadamente 10 mil ítems para los diferentes centros.

Otro caso es la inversión de la familia o el paciente cuando ingresa al sistema de salud público o privado. En ambos casos, los costos varían según la magnitud y necesidad de la persona quien debe pagar desde la consulta, medicamentos hasta los días de internación, entre otros y a los que, una gran parte de la población boliviana no puede acceder o les es casi imposible pagar todos los costos sin caer en deuda.  ...