Hallan en Arequipa la fábrica que proveía fármacos a red criminal

en Los Tiempos el 07-04-19 01:59

Después de un intenso trabajo y coordinación con la Policía del Perú, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Paz identificó el origen de los medicamentos que entran de contrabando a Bolivia. 

El director de la Felcc de La Paz, Jhonny Aguilera, reveló a Los Tiempos que los fármacos son adquiridos de una fábrica establecida en la ciudad peruana de Arequipa. Aún se investigan si estos,una vez que ingresaban al territorio boliviano de forma ilegal, eran adulterados.

 En tanto, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, en la misma línea dijo que “el origen de estos medicamentos proviene de la República de Perú. De acuerdo a las investigaciones desarrolladas, tiene circuitos en el interior del país”.

Hace una semana, la Policía halló el primer depósito de fármacos falsificados en Desaguadero y a partir de ahí  se hicieron más operativos y 10 personas fueron detenidas.

“Los medicamentos que ingresan de contrabando a Bolivia son de la fábrica Portugal en Arequipa (Perú), lo que nos falta es identificar a los que adquieren estos productos, los compradores para introducirlos al país”, informó Aguilera.

 El jefe policial refirió que aún se trabaja para dar con los financiadores, investigación que “no es sencilla” y que se coordina con su par peruano para seguir con las pericias.

“Desde el punto de vista de la informalidad sí tenemos centros donde se habría producido estos (medicamentos) y que se está pretendiendo hacer ingresar al país (...). Se hace en una fábrica que se llama Portugal, una mayorista de medicinas en Perú, Arequipa (...) Vamos a ver quién es el comprador, quién es el mayorista”, reiteró.

 

Circuito

A su vez, el ministro Romero, en conferencia de prensa, informó que se ha logrado identificar el núcleo de contrabandistas y proveedores de medicamentos adulterados y falsificados.

“Se ha procedido al secuestro de una importante cantidad de estos medicamentos y una importante cantidad de dinero, la aprehensión...