Importación de frutas impulsa proyectos para mejorar la producción nacional

en El Día el 25-03-19 02:22

Las cualidades favorables del territorio boliviano para la producción frutícola y la variedad de sabores que se presenta en este sector, requieren de asistencia técnica, logística e infraestructura. Esto permitirá insertar a los más de 7 mil productores a la cadena productiva sustentable del mercado internacional. La oferta frutal de Bolivia aún es estacional, para ello es necesario incorporar tecnología que contribuya a cumplir con la demanda del mercado exterior.

¿De dónde estamos consumiendo? Cuando se acude al mercado como el Abasto las “caseras” suelen ofrecer las frutas dependiendo no solo del tipo, precio y tamaño, sino también del lugar donde ha sido producida. Según datos estadísticos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Bolivia importa 22 millones de dólares por un volumen de 51 mil toneladas. Nuestros países vecinos como Argentina, Brasil y Perú son nuestros proveedores, siendo el principal Chile de quien importamos el pasado año 11 millones de dólares por la compra de 29 mil toneladas. 

Si bien en Bolivia se produce manzana y se abastece el mercado local en su época, de mayo a noviembre no se logra cubrir la demanda interna de manzana que tuvo una oferta de 2.805 toneladas y una demanda de 44.554 toneladas abastecida sobre todo por la oferta chilena “En la gestión 2017 comparada con el 2018 hubo un descenso del 20% de las importaciones de fruta, por lo tanto, el consumo de la producción interna se ha incrementado” indicó Mónica Solares, jefa de unidad estadística del IBCE. 

Proyectos de incentivo. Con el propósito de satisfacer la demanda interna, el responsable de proyectos frutales y perennes del Centro de Investigación Agrícola Tropical, Juan Ramón Huayhua,  reconoce que existe fruta que entra de contrabando y para ello se trabaja con programas en busca de “mejorar e incrementar la productividad de los rubros frutales y perennes en tres macroregiones de Santa Cruz que involucra a 300 beneficiarios directos y 1500 beneficiarios indirectos”, señaló Huayhua. El consumo de la fruta de temporada ayuda a reducir la pérdida de los productores al ser una limitante de conservación la falta de cámaras de frío. 

Con el propósito de promover el consumo de fruta de temporada, Nué Morón, presidente de la Asociación de Horticultores y Fruticultores (Asofrut) realizará el mes de mayo la primera feria de fruta en Terebinto. “Esto va a permitir el desarrollo productivo de la comunidad”, aseguró Nué, que está elaborando este año el proyecto de la Feria Integral de Terebinto que será ejecutado el 2020 con infraestructura como piscinas artificiales a la orilla del río con el objetivo de atraer mayor cantidad de visitantes para la compra de frutas y v...