Martínez Busca sumar más títulos a su palmarés

en Los Tiempos el 18-03-19 03:05

Alejandra Martínez Montaño se adjudicó el premio Kanata el año pasado, como la mejor nadadora valluna, consiguió muchos de sus objetivos al ganar varias pruebas, sumando 86 medallas de oro (55 en 2017 y 31 en 2018), además muchas de plata y bronce. Batió varios récords desde que comenzó a competir en las pruebas oficiales y participó en torneos internacionales y nacionales desde 2017, ahora planea seguir intensificando sus entrenamientos para competir en todos los certámenes internacionales, departamentales y locales en busca de nuevos lauros para Bolivia y su llajta querida.

Alejandra incursionó en la natación a sus cuatro años (2006) en la piscina de Acuatic Club, en un programa denominado niño/madre, en el que entraba a la piscina con su mamá hasta que perdió el miedo. Superada esa etapa, empezó a nadar en el primer carril, pero cuando le subieron de riel y ya no tocaba el piso con sus pies, se asustó y dejó de nadar.

Después practicó voleibol en el club Olympic, pero no le gustó. Entonces sus padres le dijeron que se dedique a la gimnasia rítmica o a tocar piano, pero tampoco le gustó.

A sus siete años (2011), por recomendación del médico, volvió a nadar en la piscina Jimmys, y desde entonces mejoró su nivel técnico y le dedicó más tiempo. El entrenador Diego Araoz comenzó a formarla y las instrucciones que recibió le permitieron seguir superándose y fue incorporada al Club Tritones.

A sus 11 años (2015) empezó a mostrar su talento y su entrenadora Talía Ossio fue determinante en su formación como nadadora.

Cuando tenía 12 años (2016) y luego de practicar durante muchos meses a partir de 2013, según los reglamentos de la Febona (Federación Boliviana de Natación), comenzó a competir en el campeonato departamental y logró 18 medallas en su categoría en igual número de pruebas, que le abrieron las puertas para ser convocada a la selección de Cochabamba, para intervenir en competencias nacionales.

En el nacional que se realizó en Santa Cruz, en marzo de 2017, se adjudicó 14 preseas de oro (14 pruebas) y dos doradas en postas, además batió cinco récords nacionales en su categoría (13 años).

Según su entrenador, Jimmy Villarroel, fue la primera vez que una nadadora conseguía 14 medallas de oro en un solo torneo.

Luego de su exitoso debut en el nacional, fue invitada a conformar la selección nacional que participó en el Sudamericano juvenil que tuvo como sede la ciudad de Cali, Colombia, en mayo, y fue la única participante en 13 años.

El Ministerio de Deportes, por su buena campaña en el nacional, le otorgó una beca para viajar a la República de China, junto a otras 13 nadadoras de esta ciudad y el interior, desde junio hasta octubre, para entrenar y ser sometidas al final a un trabajo de evaluación que realizaron los técnicos de ese país, en el que batió tres récords nacionales.

Luego de regresar de China, compitió en los Juegos Plurinacionales de 2017, y por su destacada actuación fue habilitada para integrar la selección boliviana que participó en los XXIII Juegos Escolares Sudamericanos que se realizaron en la piscina de Sacaba. En esta competencia bajó su récord anterior en 200 metros, estilo libre.

En el selectivo de noviembre, participó en 12 pruebas, obteniendo ocho medallas de oro y cuatro de plata, además dos doradas en postas.

En el campeonato Nacional Clausura realizado en diciembre, logró seis preseas de o...