Igualdad es la principal propuesta, mujeres siguen conquistando espacios sociales

en El Día el 05-03-19 11:42

Hoy en día, vemos el resultado de múltiples luchas, marchas y muertes que rompieron paradigmas y abrieron las brechas del diálogo hacia la igualdad de género y la participación femenina. Es por ello que el 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer institucionalizado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) desde 1975. No obstante, la violencia y el feminicidio son lacras sociales que continúan sumando víctimas en países en vías de desarrollo y se convierten en proyectiles certeros que frenan o ponen en pausa el desenvolvimiento personal y desarrollo femenino. 

Legalidad. Bolivia cuenta desde 2013 con la Ley Integral 348 para Garantizar a las mujeres una Vida Libre de Violencia, sin embargo, según un reporte de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) el país tiene la tasa más alta de feminicidios de América del Sur con 2,0 casos por cada 100.000 mujeres. Cada día la Casa de la Mujer recibe aproximadamente 28 a 30 denuncias. Aún así, no todos los procesos legales obtienen sentencia ni un debido seguimiento judicial. 

Fabiola Rojas, responsable del área Mujer y Ciudadanía explicó que muchas veces las mujeres tropiezan con la pobre diligencia con las que se maneja en las instituciones públicas las situaciones de violencia. En el Tercer informe sobre el Cumplimiento de estas normativas publicado por Alianza Libres Sin Violencia indica datos desde 2015 hasta 2017 donde muestra que mínimamente una mujer espera una a cinco horas en instancias del Ministerio Público para sentar denuncia y que las mismas entidades públicas brindan en menor medida una atención integral, colaborativa  y que provea de información necesaria sobre los procesos en curso o servicios de apoyo para las mismas denunciantes. “Yo considero si una mujer no tiene un acompañamiento psicológico rara vez termina su denuncia porque si ella va sin empoderarse y sola a las instituciones que la revictimizan, ella necesita de un profesional que la sostenga y la anime”, afirma. De igual manera, Rojas indicó que: “si no hay un presupuesto suficiente para la violencia, la ley es de pantalla”. 
Los presupuestos destinados en 2018  por  gobiernos departamentales para proyectos de  igualdad de género y  lucha contra la violencia hacia las mujeres no superaron el 1,2% del total de su asignación presupuestaria. Santa Cruz, por ejemplo solo destinó el 0,60% de los 5,5 millones recibidos. 

Casos. Al  cierre del año pasado, la Fiscalía expuso que se registraron más de 30.000 casos de delitos contra la mujer donde resaltaban la violencia familiar, abuso sexual a menores de edad y trata de seres humanos. En cuanto a feminicidios, desde 2013 las cifras fueron aumentando desde 26  hasta 128 casos. Según informes, cada tres días ocurre un nuevo delito, siendo La Paz, Santa cruz y Cochabamba los tres departamentos con mayor incidencia. Miriam Suárez, directora de la Casa de La Mujer opinó que el impacto de la ley 348 fue de carácter social. “La ley ha contribuido a que la violencia de visibilice, a que las mujeres aprendan a perder el miedo, a que también tenemos derechos. Antes se pensaban que las mujeres no podían acceder a la justicia y eran propiedad del marido. Hoy no, las familias quieren denunciar”, expresa. 

La ley 348 ha presentado cambios en el ámbito social, institucional y jurídico.  “En primera instancia, logra penalizar estos hechos como delito, de igual manera,  hace de la mujer, una persona poseedora de derechos. A nivel institucional y jurídico, innovó el trabajo de protección...