El MAS realizó 15 acciones para vulnerar el 21F e imponer a Evo

en Los Tiempos el 21-02-19 10:52

En el referendo del 21 de febrero de 2016 (21F), el 51,3% de los votantes  -frente al 48,7%- determinó que el artículo 168 de la Constitución Política del Estado (CPE) no debe ser modificado, por lo tanto, una nueva repostulación de Evo Morales  fue truncada.

Sin embargo, y  a pesar de las  promesas del MAS y del primer mandatario de respetar ese resultado e “irse a su chaco”, el oficialismo tejió una estrategia  que contempla 15 acciones  que apuntaban a desconocer  el voto ciudadano y vulnerar  la CPE con el objetivo de imponer  la candidatura de su líder. Boletín de noticias Recibe todos los días los principales titulares de lostiempos.com, directamente por correo. Suscríbase ahora ¡Suscribase! Nombres: * Apellidos: * Teléfono/Celular: * Correo electrónico *

Pese a ello, según el analista Rolando Tellería, asegura que  si bien el MAS logró su objetivo de habilitar a su binomio, de ningún modo “enterrarán al 21F”.

“Esta fecha quedará en los anales de la historia, como el punto de inflexión, a partir del cual se produce el declive hegemónico y político del MAS y Evo Morales”, añadió Tellería.

Estrategia del MAS

Las vulneraciones comenzaron incluso antes del 21F. En las elecciones de 2014,  Morales fue habilitado mediante una Ley de Aplicación Normativa, aprobada por la mayoría legislativa del MAS, que interpretaba que Evo Morales y Álvaro García podían postular dos veces continuas en el marco de la nueva Constitución -aprobada en 2009- porque  su primera  elección (en 2006) fue en el marco de la anterior  CPE.

A inicios de 2015, el partido de gobierno anunció una modificación vía legislativa a la CPE para habilitar un nuevo mandato de Morales, pero no prosperó. Finalmente, el oficialismo optó por un referendo constitucional, para lo que fijó la fecha del 21 de febrero de 2016. Segunda vulneración.

Tras la derrota en urnas, el MAS  actuó rápido y en primera instancia pidió la nulidad del referendo, porque consideraba que el pueblo votó “engañado” por el caso de Gabriela Zapata, una exnovia del presidente Morales que se benefició de esta relación para acceder a cargos importantes.

El caso golpeó duramente la imagen del presidente Morales. Tercera vulneración.

Para abril, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, aseguró que un “cartel de la mentira”, conformado por diversos medios,  inventó todo el caso Zapata para defenestrar a Morales y hacerle perder el referendo. Desde entonces llamó a esta fecha “el día de la mentira”.  Se convirtió en el cuarto intento de desconocer los resultados del referendo.

Posteriormente, en mayo, el oficialismo planteó un nuevo referendo y el presidente Evo Morales habló de “un segundo tiempo” en las urnas, a pesar de que el 21F daba por cerrada cualquier opción. Fue la quinta vulneración.

En septiembre, la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam), tras una reunión con el presidente en Evo Morales  y el vicepresidente Álvaro García, informó que se buscaron opciones para garantizar la repostulación de ese binomio y se habló de tres vías “constitucionales” para modificar la Carta Magna y se calificó  al 21F como un fraude. Fue la sexta violación.

En diciembre, tras un congreso nacional, el MAS aprobó cuatro vías para habilitar a Morales: una interpretación constitucional (que fue la que al final primó), la renuncia anticipada del Presidente, una modificación de la CPE por la vía legislativa o por iniciativa ciudadana. Las dos últimas requerían referendo, así que fueron desechadas. Las vulneraciones ya suman siete.

La presión contra el 21F subió en 2017. En enero, otra vez el ministro Quintana aseveró que  el “cartel de la mentira” estaba haciendo campaña para alejar al pueblo de Morales, por lo que anunció controles a los medios e incluso a las redes sociales. Fue la novena vulneración.

...