Expertos sugieren buscar trazos alternativos ante millonario gasto

en Los Tiempos el 06-02-19 05:07

El deslizamiento en puente de Armas, en la carretera a Caranavi, reabre nuevamente el debate sobre la calidad de las obras y la seguridad de transitar por los diferentes caminos. Entre el pasado sábado y domingo se presentó la caída de miles de metros cúbicos a la plataforma, que dejó como saldo la muerte de 15 personas, más de 50 heridos y al menos cuatro desaparecidos.

La zona del colapso, conocida como puente de Armas, es parte de la ruta Santa Bárbara-Caranavi-Río Alto Beni-Quiquibey, cuyo diseño, construcción, control de calidad y mantenimiento demandaron 1.660.767.721,42 bolivianos. El proyecto incluye tres túneles y 27 puentes. Boletín de noticias Recibe todos los días los principales titulares de lostiempos.com, directamente por correo. Suscríbase ahora ¡Suscribase! Nombres: * Apellidos: * Teléfono/Celular: * Correo electrónico *

De acuerdo con especialistas, las fallas geológicas en el sector de los Yungas requieren la construcción de obras anexas: sistemas de drenaje que eviten derrumbes por filtración de agua y túneles.

“Son zonas muy inestables, relacionadas no sólo al clima sino al tipo de suelo. Es imposible controlar la naturaleza, pero hay metodologías que ayudan a prevenir. Hablamos de estaciones meteorológicas y geológicas y también de control de suelos”, indicó la geóloga Estela Minaya.

Recalcó que es muy difícil estabilizar ciertas zonas, pero que con estudios integrales se pueden conocer las características de los suelos y trazar diferentes alternativas en los caminos. Señala que, en el caso de La Paz, estas alternativas están planteadas desde hace años, pero las autoridades no las han concretado.

Dijo que es posible prevenir ciertos acontecimientos geológicos con estudios de las deformaciones geológicas, de zonas sísmicas, del tipo de suelo y terreno. También dijo que se puede utilizar métodos de corto y largo plazo, como taludes, túneles, monitoreo constante, entre otros.

Por otra parte, el geólogo Fernando Delgadillo afirmó que no conoce el caso específico de los Yungas, pero afirmó que, en general, la falta de previsiones causa este tipo de tragedias.

“Todo es previsible, de eso se trata justamente la ingeniería. Pero como no se le da la atención del caso, entonces estos hechos nos sorprenden por su magnitud”, dijo.

En tanto, un ingeniero ac...