‘La Bruja’ Baldessari, gran ‘goleador de profesión’

en La Razón el 30-01-19 05:34

La Bruja en Bolivia o La Pepa en Perú, así todavía le llaman. Fue un notable hombre-gol y como él mismo dice, hizo felices a miles de hinchas de los clubes en los que jugó. ‘Horacio Raúl Baldessari, goleador de profesión para servirlo’, dice para presentarse cuando alza el teléfono para responder el llamado de Marcas Plus.

Argentino de nacimiento (21/11/58), boliviano por naturalización, llegó a Blooming en 1977, y el 15 de enero de 1978 marcó su primer tanto ante Guabirá. Ausente del torneo en la temporada siguiente, volvió al celeste cruceño (1979) para continuar después dentro del país en Oriente (1981-82), Bolívar (1983), Blooming (1984), Bolívar (1985), Destroyers (1986-87), y tras un paréntesis en 1988, una vez más Blooming (1989), donde cerró su carrera en Bolivia.

Durante esa década, Baldessari fue goleador de moda junto con Juan Carlos Sánchez, Víctor Hugo Antelo, Fernando Salinas y Jesús Reynaldo. En total hizo 166 tantos en la Liga boliviana, gran parte fueron para Bolívar.

“¡Y, todavía estoy en la relación de goleadores del fútbol boliviano! Mira que eso me pone contento. La verdad, no puedo quejarme porque donde fui siempre me fue bien con los goles, por eso hago esa cargada (broma) de presentarme como goleador de profesión cuando contesto el teléfono. Además que a Bolívar y a Bolivia los tengo en el corazón, jugué mucho allá y porque me fue bien che. Ahora que llamaste surgen los recuerdos, pues perdí contacto con casi todos. Son muchos años que me fui y no volví a Bolivia”, dice Baldessari —de 60 años de edad— desde la ciudad peruana de Chiclayo, donde reside.

De manera coloquial protesta contra los teléfonos celulares porque dice que se pierden y con ellos se van los contactos, muchos que tenía de Bolivia. Sostiene que con la única persona que habla cada cierto tiempo es con el exarquero de Chaco Petrolero de los 80, Rubén Cacho Deleva, quien —radicado en Santa Cruz— le mantiene al tanto de lo que ocurre en el fútbol boliviano, de sus clubes y jugadores.

“Sé que él trabaja con la televisión que transmite el fútbol de allá y estamos conectados con lo que pasa en Bolivia”, agrega.

Baldessari no se olvida de amigos y rivales que hizo en el país como Ricardo Fontana, Luis Galarza, Fernando Salinas, Emilio Ludueña y Erwin Romero, entre otros. “La verdad es que hice amigos, pero no me acuerdo los nombres, los tengo acá en la mente y solo espero que toda esa banda de tanto bandido que había ahí estén bien”, saluda.

Desde Blooming que lo trajo al fútbol nacional en 1977, en la naciente Liga del Fútbol Profesional Boliviano, pasando por Oriente, Bolívar y Destroyers siempre terminó como goleador del equipo y a veces del torneo.

“Blooming fue el primer equipo que me llevó a Bolivia, recuerdo a don Roberto Tito Paz con quien firmé mi contrato, era un señor casi similar a Marito Mercado en Bolívar, que se desvivía por su club. En Blooming fui goleador y unos años después volví a Bolivia para Oriente y firmé con ellos. Imaginate vos cuando salía a caminar por las calles de Santa Cruz, los hinchas de Blooming me decían cualquier cosa (risas), más cuando les hacía goles; pero años después volví otra vez a Blooming y ahora eran los de Oriente (risas). Pasa que yo iba y venía en los clubes, y bueno... no me quejo porque me fue bien con el tema de goles”.

Le tocó compartir “con excelentes jugadores” en los clubes en los que estuvo, como con Juan Carlos Sánchez, Silvio Rojas, David Paniagua, Milton Melgar y otros en Blooming. “En Oriente también estuvimos con buenos jugadores como Tuchito Antelo, qué goleador que era ese flaco, y con Chichi Romero, Ever Hoyos, Wilson Ávila y otros muchos que no recuerdo el nombre exacto, pero los tengo”.

Evoca que en Destroyers compartió equipo con Carlos Leonel Trucco, Omar Becerrica, Mi...