Pesebres originales, una tradición que refuerza los lazos familiares

en Los Tiempos el 23-12-18 02:53

Unidad, solidaridad y esfuerzo son algunos de los sentimientos que experimentan las familias y vecinos que participan en el armado de pesebres navideños originales.

La tradición de recrear el nacimiento de Jesucristo continúa renovando el espíritu de las fiestas de fin de año en los hogares cochabambinos. Las características de cada representación varían porque detrás de ellas se encuentran testimonios de fe.

“Hace 14 años que inicié con esta costumbre”, dijo Francisco Cáceres, quien junto a sus seres queridos construyó una réplica en miniatura del pueblo de Belén y del pesebre.

Relató: “Fue justo después de despertar de un estado de coma. Lo hice porque los días que estuve inconsciente vi varías imágenes que me hicieron valorar mejor el significado de la vida”.

“Recuerdo que una persona vestida de blanco me dio un encargo para que vuelva. Me dijo que el mejor regalo que uno puede tener es la familia y que tenía la misión de hacer que las personas lo valoren”, manifestó.

Francisco comentó que, desde entonces, junto a su esposa Miriam Villarroel, su hija y dos sobrinos, se esmera desde agosto por diseñar casas, posadas, mercados y otras infraestructuras pequeñas para que los visitantes puedan transportarse con la imaginación a la época y las condiciones en las que nació Jesús.

“Lo que hacemos es una obra de arte, porque tratamos de rescatar y plasmar lo que dice la Biblia. Por ejemplo, las viviendas están en desniveles”, mencionó.

Por su parte, Miriam expresó que gran parte de los detalles se crearon inspirados en películas de la época.

El pesebre de la familia Cáceres Villarroel se armó en un espacio de 25 metros cuadrados; permanecerá abierto a vecinos de la OTB El Frutillar y a otros turistas hasta el 6 de enero de 2019.

 

Pesebres cosmopolitas

La magia de la Navidad invadió nuevamente la casa de la familia Gonzales, en el municipio de Quillacollo.

Hay cinco alegorías que muestran cómo se vive la Navidad en diferentes continentes del planeta. Además, muestran el entusiasmo por estas fechas del hijo mayor de la familia, Iván Gonzales.

“Tenemos cinco pesebres grandes. Los primeros que representan la Navidad en Belén y Bolivia”, sostuvo.

Siguió: “La tercera es americana y las dos últimas son europeas, una es a escala pequeña y la otra grande”.

Gonzales detalló que comparte la emoción de recrear el festejo del nacimiento del Niño Dios principalmente con su hija menor, su esposa y sus padres, quienes apoyan con accesorios, pinturas y otros artículos.

La música es otro componente fundamental que destaca en la casa don Iván.

“Tenemos alrededor de 40 nacimientos, pero la pieza clave es El Niño Mayor, que lo colocamos la noche del 24 de diciembre. Según cuenta mi mamá, tiene como 100 años porque pasó ya por varias generaciones”, contó.

Carruseles, trenes y una imponente ciudad muestran las horas de trabajo que dedica el arquitecto para impresionar a...