Marcha universitaria acaba en disturbios y destrozos; acusan a infiltrados

en El Deber el 12-12-18 02:17

La marcha convocada ayer por los universitarios para exigir respeto a los resultados del 21 de febrero de 2016, que negó la repostulación del presidente y del vicepresidente, abrió paso a la violencia. Grupos de jóvenes incendiaron el edificio del Tribunal Electoral Departamental, el Servicio de Registro Cívico y quebraron vidrios y saquearon las oficinas de Entel, ubicada en la esquina de la plaza 24 de Septiembre, y de Impuestos Internos. Los estudiantes responsabilizan a infiltrados de provocar los hechos violentos.

En medio del caos hubo personas que se desvanecieron por el humo y por el estruendo de los petardos.

La ruidosa marcha pasó poco después de las 17:30 por la calle Libertad, cerca del piquete de huelga que estaba instalado frente al Tribunal Electoral Departamental, y pese a los gritos que salían de la multitud, que pedía tomar el edificio, los manifestantes pasaron de largo. Llegaron hasta el frontis de la catedral y luego se instalaron frente al rectorado, donde colocaron un vehículo para empezar los discursos. En medio de todo eso, continuaban los gritos de algunos que insistían: “Vamos a la corte”.

Aún continuaban los discursos cuando un grupo se desplazó hacia las instalaciones del TED, por el lado de la calle 21 de Mayo, y de inmediato encendió una fogata, cuyas llamas se extendieron hacia el interior del edificio. Según los huelguistas, ellos también fueron atacados, les arrebataron algunas pertenencias y los hicieron abandonar el lugar.

Óscar Paniagua, uno de los huelguistas, considera que fueron infiltrados del MAS los que atacaron el piquete y quemaron las instalaciones del TED.

Javier Suárez, también huelguista, responsabilizó a infiltrados por los hechos violentos ocurridos ayer. “Los defensores del 21-F no van a atacar a otros que están en el mismo lado”, enfatizó.

La mayoría que aún estaba en la plaza, al enterarse de lo sucedido, apresuró su paso hacia el TED, pero al llegar hizo un cordón humano para evitar el paso de los manifestantes con gritos que sindicaban: “El MAS hizo arder la corte”.

Los bomberos de diferentes unidades acudieron a apagar las llamas y a apaciguar los ánimos. Los primeros reportes oficiales señalan que hubo daños de magnitud y tuvieron que movilizar cinco carros bomberos y tres ambulancias. Las instalaciones del Sereci son las más afectadas, porque allí se inició el fuego, informó...