La Súperfinal Boca-River corona al rey de América en Madrid

en La Razón el 09-12-18 01:55

Madrid se viste de gala este domingo para albergar la gran final de Copa Libertadores 2018 entre los clubes argentinos River Plate y Boca Juniors. El encuentro revancha que dirime al soberano de América comienza a las 15.30 en el estadio Santiago Bernabéu, tras la postergación del lance que debía disputarse el 24 de noviembre en el estadio Monumental de Buenos Aires debido a ataques violentos contra los jugadores de Boca.

Esta inédita definición vale para los fanáticos argentinos más que un título, ya que se juegan el honor y reputación de las dos instituciones futbolísticas más importantes de su país. Y es que el fútbol en esa nación sobrepasa el valor lúdico de un deporte, inclusive ha sido catalogado por sociólogos y especialistas sociales como una "religión". Uno se bañará de gloria y el otro quedará marcado por la derrota.

El resultado en el partido de ida, igualado 2-2 en cancha de Boca, hace presumir que el de vuelta será una batalla incesante. El que gane será el campeón sin importar el coeficiente de tantos o el valor agregado al gol de visitante. La primera final dejó un escenario abierto.

Solo 15 días tomó a los promotores organizar la logística del cotejo dada la premura por llevar adelante la final. La principal preocupación fue el operativo de seguridad para garantizar la asistencia de los espectadores y la integridad de los protagonistas después de los hechos suscitados en la capital argentina.

Se prevé que más de 70.000 almas colmen las gradas del mítico escenario madrileño. El aforo del recinto es para 81.000 personas pero por regulaciones FIFA no se puede asignar todos los asientos. Se espera que cerca de 50.000 fanáticos argentinos entre residentes y los que viajaron desde el país rioplatense presencien el Superclásico.

seguir leyendo en La Razón