Los finalistas Always y Avilés

en El Día el 05-12-18 01:40

Pese a que en las últimas horas de forma sorpresiva Independiente de Sucre presentó una impugnación en contra del tarijeño Industrial Avilés, por una supuesta mala inscripción e incumplimiento de la norma, todo está preparado para que este sábado en el estadio IV Centenario de Tarija, se juegue la primera final de la Copa Simón Bolívar 2018 entre dicho club tarijeño y Always Ready de La Paz.

En la fase semifinal, Avilés Industrial eliminó a Independiente al derrotarlo en Tarija por 3-2 e igualar en Sucre 1-1, en tanto que Always Ready a Mariscal Sucre de Pando al igualar 0-0 en Cobija y ganar 6-0 en El Alto, La Paz.

Al margen del problema presentado, es importante conocer a ambos rivales,  sus planteles, cómo se prepararon, el camino que recorrieron y los proyectos que tienen en caso de llegar a la División Profesional.

Always Ready. La llegada de la familia Costa, a la cabeza de Fernando como presidente allá por 2015, fue con un proyecto serio de llevar al histórico Always Ready a la División Profesional tras 27 años de ausencia.

Desde entonces hubieron dos intentos fallidos y esperan esta sea la vencida ya que armaron un equipo desde principio de año con jugadores de mucha experiencia y recorrido en el profesionalismo combinado con juventud que tuvo sus primeros resultados ganando el título paceño en calidad de invicto, aunque perdieron un partido después de ser campeón, que los clasificó a la Copa Simón Bolívar.

Llegaron jugadores como el portero Pedro Galindo y su hermano Samuel, con recorrido en varios equipos profesionales Oriente Petrolero y San José entre otros, Marcos Ovejero, Augusto Andaveris, Rubén de la Cuesta por citar a los más notables.

También llegó el entrenador mexicano David de la Torre, con el que ha jugado la Copa.

Nueve victorias, dos empates y una derrota en la fase previa, confirmaron su candidatura clasificándose en forma anticipada a la segunda fase. Tampoco tuvo problemas para superar a Universitario de Vinto y llegar a semifinal.

Allí encontró a Mariscal Sucre, el sorprendente equipo pandino cuya clasificación estuvo envuelta en un mar de dudas por un resultado inesperado e insólito, al que también superó para instalarse en la final ante Avilés de Tarija.

Cómo juega. Está basado en el buen trato del balón, muy rápido y contundente, sobre todo cuando juega en su estadio Villa Ingenio de El Alto, en donde sentó su base como local desde el inicio.

Ha combinado muy bien la experiencia de varios de sus jugadores con la juven...