“La palabra de Domitila está viva y nos llama a defender una democracia real”

en El Deber el 25-11-18 06:16

Pasaron más de 40 años desde la primera publicación, en 1976, de “Si me permiten hablar…”, el libro que mostró al mundo la lucha de Domitila Chungara y las mujeres mineras contra la dictadura militar de Hugo Banzer. Fue la socióloga y educadora brasileña Moema Viezzer, la autora de esta obra fundamental para conocer el difícil proceso de recuperación de la democracia en Bolivia, que fue incluida entre los 200 libros de la Biblioteca del Bicentenario. Domitila murió el 13 de marzo de 2012, pero su palabra todavía interpela, construye, incomoda a esos dueños transitorios del poder. Así lo cuenta esta reconocida pedagoga y discípula de Paulo Freire en este diálogo con EL DEBER.

 

¿Qué significa esta reedición de “Si me permiten hablar…”?

Me siento muy feliz, porque su publicación es una señal de que la palabra de Domitila está viva y actual para nuestra sociedad. Y cada vez más, porque la democracia es una búsqueda por la que necesitamos luchar cada día y agarrarnos con todas nuestras fuerzas por todo lo que vemos que está pasando. Esperamos que no se vaya al bote todo lo que hemos conquistado. Creo que todo lo que Domitila trajo en tiempos de dictadura militar y, ahora, con la dictadura del mercado que nos agobia es muy importante y me siento muy gratificada de que esa obra está siendo publicada en Bolivia sobretodo. Siempre quisimos que tenga una divulgación especial en Bolivia, como es ahora la Biblioteca del Bicentenario. En esta perspectiva de la historia del país es fundamental que este testimonio de Domitila esté entre otras publicaciones y mantenga viva la memoria de alguien que desde la clase trabajadora y, sobretodo siendo una mujer, haya permitido conocer la situación de los mineros y toda su sabiduría acerca de un país que desde hace tantos años había sido colonizado y sigue dependiente de otros poderes. A pesar de los avances que Uds han logrado tras la elección del primer presidente indígena Bolivia ha sufrido todos los horrores de la colonización.

 

¿Cuál sería el mensaje de Domitila para la democracia boliviana en particular y para América Latina, en general?

Ella seguiría hablando de la necesidad de no cansarse, por más que uno esté agobiado, uno no debe rendirse ante la adversidad. La lucha de los pueblos frente al poder económico todavía continúa. Como dice Frei Betto, estamos frente a un poder económico global en un mundo ‘globocolonizado’. Es una situación en que ya no son más los españoles, los portugueses o los ingleses, sino que es una dominación que afecta al planeta en su conjunto. Ella seguiría insistiendo en la necesidad de conocernos cada vez más como pueblos, porque ella misma ha hecho un camino importante desde las minas, pasó por los barrios populares de Cochabamba y se acercó mucho a la lucha de las poblaciones indígenas y la importancia del reconocimiento de las naci...