Puntual: 'Daremos la vida por Chepete-El Bala'

en El Día el 11-11-18 07:39

Le dicen el "Guardián del Madidi". Por su valiente e incansable labor defensora de los Derechos de los Pueblos Indígenas de la Amazonia del norte de La Paz, Pando y Beni, Alex Villca Limaco, se convierte en un bastión en la resistencia a los proyectos hidroeléctricos de Chepete- El Bala.  

En contacto con El Día, el joven activista de la Mancomunidad de Comunidades Indígenas de los Ríos Beni, Tuichi y Quiquibey, sustenta los motivos del rechazo a la millonaria inversión y los grandes costos socioambientales que conlleva pensar en la construcción de la megarrepresa hidroeléctrica del Chepete-El Bala.

P. ¿Tiene algún sentido el proyecto de Chepete-El Bala?
A.V.L.: Para los pueblos indígenas que estamos en lucha y resistencia, la propuesta de implementar megahidroeléctricas en nuestro país, para supuestamente convertirnos en el corazón energético de América del Sur, no tiene ningún sentido. 

Por la sencilla razón de que estas ya son ideas del siglo pasado y no son más consideradas energía limpia. Además traen consigo graves impactos ambientales, socioculturales y económicos en los lugares donde se construyen. Solo benefician a las grandes transnacionales e incitando a megacorrupciones en los gobiernos de turno. 

P. ¿Nos puede citar al menos tres peligros que conlleva?
A.V.L.: En primer lugar, las megarrepresas en sitios tropicales, como lo son en este caso las hidroeléctricas Chepete-El Bala, significan una terrible amenaza de etnocidio y genocidio para nuestros pueblos y nacionalidades indígenas, quienes ancestralmente hemos habitado en las riberas de los ríos Beni, Tuichi y Quiquibey. 

En segundo lugar, la construcción de dichas obras destruirán irreversiblemente la gran biodiversidad que albergan las áreas protegidas Pilón Lajas y Madidi en Bolivia, este último por cierto, ha sido reconocido recientemente como la reserva natural más biodiversa y única en el planeta, desplazando al Parque Nacional del  Manú en Perú, al segundo lugar. 

En tercer lugar debo decir que la construcción de dichas obras que superan los $us 9.000 millones, duplicarán fácilmente nuestra deuda externa, dejándonos un país comprometido con cifras exorbitantes, lo cual consideramos no es justo para las futuras generaciones. 

P. ¿Cuál es la principal amenaza para los pueblos indígenas?
A.V.L.: La amenaza principal es perder para siempre nuestras tierras y territorios, y con ello perder nuestra identidad cultural milenaria. Por lo tanto, no estamos dispuestos a ser trasladados a sitios incógnitos, porque allí viviríamos siempre siendo foráneos y nunca más volveríamos a ser las mismas personas y los mismos pueblos. Eso sería como empezar de cero y la verdad no aceptaremos tal aberración y por ello estamos decididos, si es necesario, a ofrendar nuestra propia vida.  

P. ¿Qué acciones del gobierno se registran en la zona?
A.V.L.: El gobierno a través de ENDE, continúa ingresando a nuestras comunidades y territorios, llevando promesas prebendales de supuestas ayuda en servicios básicos (luz, agua, educación, salud, vivienda, etc.). Las represas en otros países también de sitios tropicales, trajeron desolación, miseria y destrucción para los pueblos indígenas. No queremos que ocurra lo mismo.  

P. ¿Hay cooptación y prebendas?
A.V.L.: La cooptación a nuestros líderes y lideresas indígenas es una práctica común en todo nuestro territorio nacional. Lo mejor que sabe hacer este gobierno, es generar desconfianza, dudas, dividirnos, enfrentarnos entre hermanos y comunidades indígenas, para luego imponernos sus megaproyectos extractivos y con ello expulsarnos de nuestros territorios para siempre. 

En el caso de nuestra organización la Mancomunidad de Comunidades Indígenas de los Ríos Beni, Tuichi y Quiquibey, la cooptación y división, comenzó posterior a la vigilia que duró 12 días en noviembre de 2016 en el estrecho de El Bala, el cual logró expulsar a la empresa Servicons, subsidiaria de la empresa italiana Geodata, contratada por el gobierno para la elaboración del proyecto a diseño final de las mencionadas obras. 

A partir del 2017 ingresaron a nuestras comunidades para decirles a nuestros hermanos y hermanas indígenas, que el directorio de la Mancomunidad recibe grandes montos de dinero, que somos voc...