La derecha llega al poder en Brasil

en El Día el 29-10-18 04:03

El controvertido ultraderechista Jair Bolsonaro será el próximo presidente de Brasil tras ganar ayer la segunda vuelta de las elecciones.

Bolsonaro, polémico por sus declaraciones de tinte machista, racista y homófobo, se impuso con más de un 55,5% de los votos a Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores, (PT).

Candidato por el Partido Social Liberal (PSL), Bolsonaro supo capitalizar el hartazgo de los brasileños con la mala situación de la economía, la inseguridad y la corrupción.

55 millones de votos. Con el 94,4% de votos escrutados, Bolsonaro tuvo 55,54% de apoyos (más de 55,2 millones de votos).

Los brasileños votaron este domingo para elegir al presidente que gobernará durante los próximos cuatro años. La mayoría de los colegios electorales cerró sus puertas a las 17:00 hora local tras unos comicios para los que estaban convocados 147,3 millones de votantes para elegir en segunda vuelta al nuevo presidente y a los gobernadores de 14 de los 27 estados del país.

'Brasil no podía seguir coqueteando con el socialismo'. El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, agradeció ayer al pueblo y a Dios, prometió gobernar con respeto a la Constitución, tras lo cual realizó una oración junto a un senador que es pastor evangélico.

Bolsonaro expresó su gratitud al "pueblo" que lo eligió pese a que no cuenta con "un gran partido" y que tuvo que lidiar con "la gran prensa que estuvo criticándome, colocándome en situaciones vejatoria".

Brasil subrayó, "no podía seguir coqueteando con el socialismo, el comunismo, el populismo y el extremismo de la izquierda".

"Quiero agradecer a Dios por poder tener sabiduría", dijo Bolsonaro durante una breve oración junto a un pastor evangélico en su residencia del barrio Barra da Tijuca, en oeste de Río de Janeiro.

Propuestas en seguridad y economía. Bolsonaro promete combatir fuego con más fuego. Entre sus propuestas: reforzar el poder de las Fuerzas Armadas en la seguridad nacional y proteger legalmente tanto a los policías que maten a criminales estando de servicio (“un policía que no mata no es policía”, ha dicho) como a los dueños de propiedades que se vean allanadas y asesinen a los invasores.

Su objetivo último es acabar con el déficit para su segundo año de Gobierno y dejar la in...