Segunda vuelta en Brasil genera fuerte expectativa en el mundo

en Los Tiempos el 28-10-18 01:45

El candidato de extrema derecha y favorito para ganar la segunda vuelta presidencial de Brasil, Jair Bolsonaro, ha puesto en vilo a varios países de América Latina.

Según expertos en política, de llegar a la presidencia Bolsonaro, realizará el cambio de política exterior más sorprendente que haya tomado Brasil en décadas.

Durante su campaña política, el ultraderechista dijo tener coincidencias con la agenda nacionalistas de mandatario estadounidense, Donald Trump, de quien no puso reparos en destacar las relaciones exteriores de la Administración norteamericana.

Según Paulo Kramer, un profesor de política que asesora a la campaña de Bolsonaro, indicó al diario Folha de Sao Paulo que Ernesto Fraga Araújo, jefe del Departamento de EEUU y Canadá en el Ministerio de Relaciones Exteriores, es el primer candidato de Bolsonaro para el cargo.

Así, en un artículo titulado “Trump y Occidente”, publicado en una revista diplomática, Fraga Araújo argumentó que el mandatario estadounidense está salvando a la civilización cristiana occidental del Islam radical y del “marxismo globalista cultural” al defender la identidad nacional, los valores familiares y la fe cristiana, cosa que no ha hecho Europa.

La periodista y analista política brasileña Fernanda Ribas De Oliveira indicó a Los Tiempos que el probable Gobierno de Bolsonaro se distanciará políticamente de algunos países de la región, en especial con naciones que se han identificado con el bolivarismo que impulsó el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez.

“Bolsonaro manifestó que tendrá buenas relaciones con los países ‘libres de dictaduras’ y que impulsará la democratización en Gobiernos que abrazaron el legado del socialismo del siglo XXI”, sostuvo.

Con relación a Bolivia, De Oliveira dijo que los acuerdos en el tema de la compra de gas boliviano podría afectarse.

“Creo que el Gobierno de Bolsonaro ejercerá mayor presión contra los gobiernos de Bolivia, Colombia, Perú y Paraguay en el tema de las drogas, además que existe una gran posibilidad de militarizar las fronteras”, advirtió.

 

Sintonía con EEUU

Por su parte, el analista político Roberto Covarrubias Núñez manifestó que el candidato ultraderechista, en un claro divorcio con varios Gobiernos ha prometido que repensará la membresía de su país en el Mercosur y en el grupo de las economías emergentes conocidos como Brics (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) y que trasladará la embajada del país en Tel Aviv (Israel) a Jerusalén, imitando a la Administración de Trump y a Guatemala.

Covarrubias advirtió que, de concretarse, el traslado de la embajada brasileña a Jerusalén generaría una gran tensión con el mundo árabe y pondría fin al principio de neutralidad, que enarbolaron los expresidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, en el conflicto entre palestinos e israelíes.

En tanto, el director del centro de estudios Diálogo Interamericano, con sede en Washington, Michael Shiffer, dijo a la agencia Afp que Bolsonaro pretende aliarse con Trump para dar un vuelco a la política externa de la mayor potencia latinoamericana.

“Trump quiere que Estados Unidos sea grande. Yo también quiero un Brasil grande”, afirmó el excapitán del Ejército, que cuestiona la búsqueda de alianzas Sur-Sur de los Gobiernos de izquierda (2003-2016) y siembra dudas sobre la permanencia de Brasil en instancias multilaterales como el Acuerdo de París contra el cambio climático.

 

Respaldo

Argentina y Chile son los países de Suramérica que expresaron su satisfacción que Bolsonaro se alce con la presidencia en Brasil.

El ministro argentino de Producción y Trabajo, Dante Sica, indicó el anterior lunes que un eventual triunfo de Bolsonaro permitiría que la economía de ese país comenzase a ganar velocidad, lo que beneficiaría a Argentina.

“Si se confirman las encuestas, que dan ganador al ultraderechista Bolsonaro en la segund...