La vida en Japón: Rosario ayuda a bolivianos en su adaptación

en Los Tiempos el 11-10-18 07:23

Hace 30 años que Rosario Yamada decidió dejar la ciudad  La Paz y empezar una nueva vida en Japón.

Sin comprender bien el idioma y las costumbres, Rosario llegó a ese país lejano al que en aquel entonteces pocos bolivianos conocían. Con 35 años, se estableció junto con sus hijas y su esposo, de nacionalidad japonesa,  en la localidad de Nara, una de las ciudades niponas más tradicionales.

“Fui la primera extranjera en pisar esa ciudad. Todos entraron en pánico porque no sabían cómo comunicarse conmigo”, relata.

La barrera del idioma es uno de obstáculos más grandes para un extranjero que llega al país asiático.   Boletín de noticias Recibe todos los días los principales titulares de lostiempos.com, directamente por correo. Suscríbase ahora ¡Suscribase! Nombres: * Apellidos: * Teléfono/Celular: * Correo electrónico *

“Japón hace 30 años era cerrado en el tema de su idioma. Cuando llegué no encontraba un letrero que pudiera entender”, comenta.

Yamada, que se desempeñaba como enfermera en Bolivia, solicitó entrar a un colegio nocturno de ese país para aprender japonés. Estuvo cuatro años, de lunes a sábado, estudiando para lograr manejar ese dialecto.

“Tenía la facilidad del idioma, entonces podía ir ayudarlos en las tradiciones, acompañarlos en los problemas migratorios, en sus trabajos”, señala Rosario sobre la ayuda que da a compatriotas recién llegados a Japón....