Denuncia, la extracción del oro está en manos chinas y colombianas

en El Día el 25-09-18 01:37

La explotación del oro aluvial, entendida como la extracción del metal precioso con intervención en los ríos y cuencas altas del norte del departamento de La Paz y la Amazonia, se encuentra avasallada por la presencia de ciudadanos chinos y colombianos, denunciaron los habitantes de Teoponte, Mapiri y Guanay. En cambio, los expertos en el tema, creen que se trata de mafias ilegales que han puesto el ojo en una zona tradicionalmente aurífera del país frente a una preocupante ausencia y control del Estado.

Según testimonio de los propios habitantes, la actividad que normalmente en los últimos  40 años era manual y realizada por los denominados "barranquilleros" en la orilla de los ríos, cambió. Los extranjeros con capital extranjero han logrado armar estructuras gigantes; es decir, dragas en los ríos, cuyo impacto ambiental es preocupante, dado que destruyen los ríos y dañan las aguas", informó Jimmy Ruiz, representante de Control Social del Municipio de Guanay.

Realidad en contexto. Desde el 2012 la explotación del oro aluvial, introdujo casi de manera gradual maquinaria pesada como las dragas, denominados "dragones", "planchadas" y retroexcavadora, con un resultado sin precedentes en cuanto al daño al medio ambiente, destrucción de los ríos y la contaminación de las aguas. 

"Son agrupaciones de bolivianos, colombianos y chinos los que están operando, en la provincia Larecaja (norte del departamento de La Paz) donde está la mayor actividad aurífera", precisó Ruiz. 

En cambio, otros testimonios, desde el municipio de Teoponte, informaron que  los colombianos utilizan "planchones" gigantes colocados en los ríos. "Al cabo de cuatro años, en los ríos Mapiri, Challana y Kaka, los peces han desaparecido. Lo preocupante es que nadie dice nada o hace algo, menos las autoridades", expresó uno de las habitantes de Teoponte, que por seguridad mantuvo en reserva su nombre. 

Mafias a la vista. Según los expertos de Colombia, tal como describen los testimonios en la zona, hay una "colombianización" de la explotación del oro aluvial en Bolivia, porque está ligada a una misma fórmula: asociada a la minería ilegal del oro con fuerte presencia de mafias y bandas criminales. "Lastimosamente es así. El oro sigue siendo un mineral valioso, como tal hay un interés muy fuerte de apropiarse de manera ilegal de su extracción. 

En Colombia por supuesto, dicha actividad está contaminada de grupos criminales, cuyo control del Estado está ausente, con descomunal...