Cemento, la baja en el precio del clinker tiene que ver con tres factores

en El Día el 27-08-18 12:01

En las agencias de venta, en las ferreterías y los pequeños centros de expendio, el cemento, a diferencia de los años de bonanza del país 2010-2014, cuando una bolsa de 50 kilogramos alcanzaba hasta Bs 85, ahora se expende a un precio menor a Bs 45 en el departamento de Santa Cruz. Ese contexto, según las principales industrias del rubro, consultadas por El Día, están relacionados con la dinámica de la economía del país que hoy luce una notoria desaceleración, reflejada en una mayor oferta del clinker y la inversión pública y privada, que en lo que va del año, un dinamismo relativo.  

Sin embargo, la tendencia a la baja mostrada en los últimos dos años, dicen las industrias cementeras, es inherente no solo a la desaceleración de la economía, sino también a las nuevas inversiones y el incremento de mayores volúmenes de producción que hoy superan la demanda del consumo interno. 

"La actividad de la construcción y del mercado del cemento presenta, desde 2017 una leve desaceleración por algunos efectos de la dinámica de la economía nacional y la inversión pública y privada y también, por una  mayor oferta de cemento en el mercado", sintetiza en su análisis, Juan Mario Ríos, gerente general de Soboce (Sociedad Boliviana de Cemento) S.A. 

En tanto para la Fancesa S.A., industria chuquisaqueña con fuerte presencia en el mercado cruceño, el precio actual, en realidad refleja una condición de mercado. "Yo diría que está supeditada a una normalización de la economía más que a una desaceleración de constituir el 2013 alrededor del 7% a una actual del 4% de crecimiento. Esos factores indudablemente afectan a la industrias del cemento, es diferente vender cemento en  un contexto de un 7% de crecimiento a un 4% de crecimiento", fundamentó Marcelo Díaz, gerente general de Fancesa.

En panorama diferente. La demanda interna del cemento el 2017 alcanzó a  3,9 millones de toneladas al año, mientras la oferta se ubicó por encima de los 4,5 millones de toneladas. 

Según las propias industrias, el fenómeno no solo tiene que ver con el ingreso de Itacamba, cuya empresa Yacuses asentada en Puerto Suárez,  empezó a operar desde el 2017 incrementando significativamente la producción del clinker, sino por las inversiones de otras industrias que paulatinamente sumaron mayor producción y por consiguiente una inusitada  oferta del producto en el mercado.

El incremento de la inversión sigue siendo notorio en los últimos años por parte de las empresas. Entre ellas se destaca: más de $us 200 millones de Itacamba en su nueva planta en Yacuses que ingresaron a operar hace 18 meses,  la inversión de Soboce en Viacha (La Paz) de $us 100 millones,  otra inversión de $us 40 millones en la planta de Coboce de Cochabamba. En cambio, Fancesa sigue desarrollando con un avance del 60% de la construcción de la planta Cal Ork'o con una inversión de $us 250 millones.

Pero el comportamiento del mercado del cemento necesariamente está ligada al desempeño de la construcción que hoy atraviesa una notoria contracción del mercado. 

Según Mauricio Suárez, presidente de Cadecocruz (Cámara de la Construcción de Santa Cruz), la disminución en el precio del cemento se debe básicamente al incremento de la capacidad instalada de las industrias cementeras del país, dado que el mercado muestra que no ha disminuido su demanda.  La disminución de la demanda no llega ni al 0,4% por lo que se entiende no es significativa. 

"Yo diría que hay mayor competitividad de la industria cementera sobre el mercado, lo que ha mantenido invariable la demanda del cemento. Al haber mayor capacidad instalada de las diferentes industrias cementeras, empiezan entre ellas a competir comercialmente unas con otras, que los ha obligado a bajar precios en el producto como tal sobre el mercado", asegura Suárez.

seguir leyendo en El Día