El 59% de la inversión en red vial se concentra en occidente del país

en El Deber el 05-08-18 05:15

La realidad de las carreteras del oriente boliviano es penosa, kilómetro tras kilómetro se puede observar, dependiendo de adónde se vaya, las diversas fallas en los caminos que conectan esta región con el resto del país. Baches de grandes dimensiones, capa asfáltica desnivelada con ondulaciones profundas y vías de tierra, donde antes había pavimento, se extiende a lo largo de esta red caminera.

Pero, ¿por qué pasa esto? Las cifras hablan solas. De los $us 7.922 millones que invirtió la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) entre 2006 y parte de 2018 en la red vial de todo el país, un 59,5% ($us 4.715 millones) se concentró en el occidente del país. El resto, $us 3.277 millones, se distribuyó en obras en la zona del oriente (Santa Cruz, Beni y Pando).

Para constructores, transportistas y exportadores consultados por EL DEBER, los datos demuestran que las prioridades del Gobierno en cuestión de inversión pública vial son otras.

Sin embargo, el ministro de Obras Públicas, Milton Claros, lamentó que se quiera marcar una división entre oriente y occidente, en el beneficio de las obras, ya que se las construye para todo los bolivianos y no para una determinada región. “Bolivia somos todos ¿Por qué quieren marcar una división? La inversión en carreteras es para toda Bolivia. Con las carreteras se benefician todos los Bolivianos”, mencionó la autoridad.

Se encarecen las exportaciones

El impacto de tener menor inversión en caminos, y sobre todo en mantenimiento, se traduce en el encarecimiento de las exportaciones, sostiene el presidente de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb), Wilfredo Rojo.

A la hora de calificar la red caminera que conecta Santa Cruz con el resto del país, Rojo sostuvo que “es mala” porque no responde a los requerimientos de esta región.

“Se atrasaron en todo lo que es la conexión al oriente boliviano. La carretera a Cochabamba ya debería tener una doble vía”, dijo.

Luego el exportador habló del estado de las carreteras del interior. A su criterio, están en mejores condiciones debido a que son nuevas y fueron mejor construidas.

“Y la pregunta es ¿por qué se deja del lado al oriente?, si de acá sale el 70% de la producción para alimentar Bolivia, sin considerar las exportaciones. ¿Por qué no se les ha dotado de una mejor infraestructura caminera?”, cuestionó.

El líder de la Caneb afirmó que desde la elaboración del Plan Bohan (un diagnóstico sobre la viabilidad económica del oriente hecho en 1942), no se avanzó en un proyecto caminero serio.

Al igual que Rojo, Oswaldo Barriga, presidente de Cámara de Exportadores de Santa Cruz (Cadex), dijo que el problema de infraestructura no es solo en el oriente, sino en todo el país. Coincide en que en los últimos 15 años no existió un plan serio de mantenimiento y construcción de caminos, lo que convierte a Bolivia en un país poco competitivo en exportaciones.

Tramos dañados e inversión

Una de las vías más dañadas y que demuestra el estado de abandono de las rutas en esta parte del país es la carretera Santa Cruz-Beni. Allí, varios tramos, donde antes había asfalto, hoy hay ripio. Los baches abundan y recorrerla es una travesía, pudo verificar EL DEBER.

Según información brindada por la ABC, su refacción está garantizada dado que firmaron contratos con cuatro empresas (de las cinco) que estarán a cargo de la reparación de unos 563 km.

De acuerdo con estimaciones oficiales, por la ruta circulan diariamente cerca de 2.000 unidades de transporte.

Para el exdirigente del transporte Herland Melgar, lo que pasa con esta ruta es una muestra de que Bolivia nunca una política de prevención y de mantenimiento real de carretera.

“Estamos en un Gobierno que supuestamente es de cambio, son 12 años, y pese a su eslogan, nunca hubo cambio. La situación empeoró porque se no...