Abogado de la familia Sandóval: “La muerte de Richard no debe ser en vano, por eso se encara este proceso”

en Los Tiempos el 26-04-20 06:41

La Paz

“A nuestro criterio, Richard Sandóval no murió de coronavirus, a él lo dejaron morir”. Así, Guido Calle Villca, uno de los abogados de la familia del fallecido gerente de AXS refleja una de las premisas que sustenta la denuncia por homicidio contra los “autores” de lo ocurrido.

El caso, desde un principio, estuvo rodeado de una serie de cuestionamientos sobre la atención médica al paciente y la capacidad de la clínica y del hospital que lo atendieron.

Todo apunta, dice Calle Villca, a que si Sandóval hubiera tenido atención médicoclínica idónea y, por sobre todo, sin ser trasladado al hospital La Portada, no habría fallecido el 30 de marzo de 2020 a causa,  según informa el reporte oficial, de una neumonía y deficiencia respiratoria originada por la Covid-19.

El ejecutivo de la telefónica había llegado de Nueva York el 17 de marzo y al día siguiente sintió molestias por lo que guardó reposo aislado y solo en su domicilio. El lunes 23 la familia solicitó al Servicio departamental de Salud (Sedes) la realización de la prueba Covid-19. La entidad tomó la muestra el 25 en el domicilio de Sandóval.

En la mañana del 26 el paciente fue recibido e internado en la Clínica del Sur y horas después, el Sedes entregó los resultados del análisis a este centro médico. Al día siguiente, la clínica solicitó a la Alcaldía paceña retirar al paciente, quien fue trasladado en una ambulancia al hospital municipal La Portada.

Eso, según Calle Villca, no debió suceder, ya que el estado de Sandóval “imponía su inamovilidad y peor aún que sea trasladado a un hospital de segundo nivel”, que no poseía los equipos necesarios para tratar a un paciente con coronavirus. “Lo sacaron de una clínica privada, donde estaba internado, para llevarlo a un hospital donde no tenían nada. Tuvimos que comprar hasta las máscaras para el oxígeno, los medicamentos; no había internista, no tenían UCI, no ayudaron en su pronto traslado para ponerlo en un respirador artificial. Nos cerraron todas las puertas, no les interesa salvar vidas, todo es palabrería”, escribió uno de sus familiares el día del deceso.

Ante el agravamiento de la salud, Sandóval tuvo que ser trasladado al hospital del Norte en El Alto donde sí había el equipamiento. Antes, la familia, con las limitaciones de circulación impuestas por la cuarentena, trataba que el paciente sea recibido nuevamente en la Clínica del Sur, pero recibieron una negativa de parte de los responsables. Acudieron también a otros médicos y centros clínicos, sin éxito.

Así, el 29 de marzo, cuando era trasladado en una ambulancia desde el hospital La Portada al del Norte en El Alto, Richard, de 49 años, esposo y padre de dos hijos, murió. Ahora su familia busca la sanción penal a los culpables y que la muerte de Sandóval no sea en vano, explica el abogado Calle Villca en una entrevista con Los Tiempos

 

Pregunta (P). ¿Cuál es el avance de las investigaciones por la muerte de Richard Sandóval?

Respuesta (R). Lastimosamente el caso no ha merecido el impulso que hubiéramos esperado como toda la ciudadanía, dada la delicadeza y la pertinencia que tiene el mismo con la pandemia mundial y la cuarentena que vivimos.

La última declaración pública del fiscal Coordinador Departamental, Sergio Bustillos, fue el 6 de abril, ante varios medios de comunicación, e indicó que se abriría una investigación de oficio por parte del Ministerio Público y que se mantendría a la opinión pública informada al respecto, lo que lastimosamente no se cumplió, no se han desarrollado...