Los presidentes quedan desnudos ante la crisis de la pandemia

en El Día el 08-04-20 08:48

Todos los jefes de Estado y de Gobierno del mundo están desnudos ante la crisis del coronavirus, sin importar el tamaño de la nación, o si son neoliberales o comunistas, demócratas o autoritarios, conservadores o populistas; en esta hora de la verdad se exhiben como son. Donald Trump, presidente de Estados Unidos; Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido; Shinzo Abe, primer ministro de Japón; Jair Bolsonaro, presidente de Brasil; y Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, son tan solo algunos ejemplos.

Menospreciaron la pandemia

Todos ellos tienen un común denominador: menospreciaron la pandemia y ahora deben enfrentar los costos humanos, económicos y políticos de esa decisión. En particular, la irresponsabilidad verbal y activa de algunos de ellos ha contribuido a que la crisis sanitaria se agrave en sus países.

Sin espacio para acusar a opositores

Y como en esta cruel situación los errores no se miden en índices de popularidad, sino en número de personas infectadas y de muertos, no hay ningún espacio para acusar de complot a los adversarios. No hay palabrería o politiquería que pueda borrar o hacer palidecer esos números.

Es hora de actuar aunque sea tarde

El largo letargo en que la sociedad y muchos medios de comunicación se habían sumido desde diciembre de 2018, cuando el primer presidente de izquierda en México llegó al poder, ha terminado. No hay más tiempo para que López Obrador, como el rey de la fábula, siga preocupado de sí mismo, en sostener su imagen pública de buen samaritano para conseguir las pasajeras loas de sus incondicionales. Es hora, como sucede con Trump, Johnson, Abe y Bolsonaro, de actuar contra la pandemia, aunque sea de forma tardía.

Los números aumentan dramáticamente

Italia seguirá siendo por poco tiempo la nación donde más personas ha muerto a causa del coronavirus. Mientras en este país comienza una constante baja de nuevos infectados y pacientes en terapia intensiva, en España y Estados Unidos los números aumentan dramáticamente. En este último, las propias autoridades ya comparan la peor parte por venir con el bombardeo a Pearl Harbor, durante la Segunda Guerra Mundial, o el atentad...