Accidentes de tránsito: El calvario de las familias cuando el SOAT no alcanza

en La Razón el 15-03-20 05:18

Apelan a campañas y colectas, se prestan dinero de amigos y del banco. Las familias tienen que “hacer de todo” para pagar los gastos médicos que sobrepasan la cobertura del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT) de Bs 24.000.

La Razón visitó cuatro centros médicos en La Paz y dos en El Alto para conocer las historias de estas familias. Hospital Arco Iris, Amid, Instituto Nacional del Tórax, Hospital del Niño, Hospital del Norte y Clínica Cruz Azul, adonde los sobrevivientes son trasladados para curar sus lesiones.

Este diario también habló con padres de familia y consultó con equipos de voluntarios. Cuando se agotan los Bs 24.000 del seguro —que equivalen a $us 3.474,38—, por lo general es el paciente el que cubre los demás gastos.

En algunos casos, el dueño del motorizado ayuda a pagar las facturas, aunque hay quienes prefieren ser encarcelados. En Bolivia, donde se produjeron 53 siniestros viales por día en promedio en 2019, la curación de los accidentados es vital. Si no hay dinero, los afectados deben arrastrar las secuelas de por vida.

Generalmente, las personas que han ingresado a terapia intensiva son las que pasan por estas dificultades ya que los daños son mayores, y los costos sobrepasan los Bs 24.000, informó Jhony Murga, encargado del SOAT en la Clínica Cruz Azul. Cuando se trata de pacientes policontusos, los gastos llegan máximo a unos Bs 7.000. “Para pacientes de terapia intensiva, los Bs 24.000 se acaban en dos o tres días.

Ellos tienen un alto grado de fallecimiento. Los medicamentos que requieren son elevados”, añadió el entrevistado.

Así, el precio de cada ampolla de propofol (sedante) se aproxima a los Bs 50 —un paciente puede usar hasta 20 al día (Bs 1.000)—; las placas valen Bs 10.000 o Bs 15.000; las tomografías entre Bs 500 y Bs 600 —uno puede necesitar más de tres—; y cada paquete de 350 ml de sangre para su trasfusión como Bs 200, llegando incluso a necesitar unos 10 (Bs 2.000), entre otros gastos médicos.

“Son casos excepcionales, por lo general trágicos, casos en los cuales se agotan los recursos del hospital y, lamentablemente, se excede el monto de cobertura. Normalmente, el afectado es el que va delante del motorizado”, dijo Jhonny Herrera, analista SOAT del Hospital del Norte.

Cuando se presentan estos casos trágicos, o son los conductores que deben hacerse cargo de los gastos o sus familiares, Para Mael Burgoa, subgerente nacional de Siniestros de UNIVida SA, entidad pública de seguros habilitada para comercializar el seguro, la...