Embajador Jaime Aparicio El impase con México “enseñó que nos tienen que tratar con respeto

en Los Tiempos el 13-01-20 06:39

El embajador de Bolivia ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), Jaime Aparicio Otero, considera que luego del impase con México la tensión se distiende  y se puede buscar un diálogo que sea sin intervención en asuntos internos y libre de posicionamientos ideológicos.

El diplomático, nombrado en el cargo en noviembre por la presidenta Jeanine Áñez, dijo que lo sucedido enseñó a la administración de Andrés Manuel López Obrador que los bolivianos deben “ser tratados con respeto”.

Aparicio habló con Los Tiempos el jueves pasado en la Cancillería en la ciudad de La Paz sobre la situación con México, las relaciones con España y las tareas inmediatas de las que se encargó, entre otros asuntos.

-¿Cuáles han sido los primeros pasos en sus nuevas funciones?
- Bueno, yo he entrado como en el ojo de un huracán porque me pidieron que me haga cargo de una representación transitoria como embajador en misión especial para las Naciones Unidas y la OEA y era un momento de mucha convulsión acá, muy conflictivo y me ha tocado fundamentalmente en la OEA informar lo que estaba sucediendo, tratar que la gente entienda (lo ocurrido), porque ha sucedido algo que es inédito.
En Bolivia han sucedido muchas cosas, pero fuera del país parece que hubiera sucedido una sola cosa: la renuncia y fuga de Evo Morales y todo el periodo que siguió a eso (...) Lo que se trató de imponer fue una visión de que en Bolivia hubo un golpe de Estado. Luego vinieron con la historia de que había violencia contra los indígenas (...), ataques a sus símbolos, toda una cosa descontextualizada de la realidad (...), porque ignoraron todo el periodo anterior, todo el mes de las protestas, del 21 de febrero, el fraude electoral desapareció en el exterior (...).
Nuestro rol fue ponernos a  informar a la gente a través de la  OEA, de los embajadores, a través de los centros de pensamientos, hemos ido a trabajar a todo lugar, a los medios  de comunicación a decir ‘señores, vean esto, esto es un ejemplo’. Lo que Bolivia ha hecho es un ejemplo de cómo en 22 días en forma pacífica los ciudadanos de un rincón a otro han acabado con la dictadura.

-¿Qué otras acciones (se tomaron) para contrarrestar esta imagen que dice?
- Hemos hablado con sectores, sobre todo más racionales y que no están ideológicamente alineados con un proyecto como el que pertenecía Evo Morales (...). Nos hemos concentrado sobre todo en la gente independiente, en la que actúa...