Militares urgen a los habitantes a evacuar sus casas ante nuevos virulentos incendios

en Los Tiempos el 09-01-20 02:45

SYDNEY |

Los militares iban hoy de casa en casa instando a los habitantes de una isla del sur de Australia a huir de los incendios que podrían empeorar estos próximos días debido a una nueva ola de calor.

La temporada de incendios, especialmente precoz y virulenta este año, dejó ya 26 muertos en Australia, arrasó una superficie equivalente a la isla de Irlanda y destruyó más 2.000 viviendas.

El jueves, los soldados iban de casa en casa en la localidad de Parndana, en la isla Canguro, en el suroeste de Adelaida, para pedir a sus habitantes que dejen la zona, ante la amenaza de nuevos mortíferos fuegos. En este sector, el termómetro ya alcanzaba los 38 ºC.

"Las condiciones son tales que el riesgo es importante para los bomberos que luchan para controlar los incendios, y para cualquier persona que se encuentre en los parajes", declaró Mark Jones, un responsable local de los bomberos.

"Situación muy peligrosa"

Las autoridades del estado vecino de Victoria también prolongaron dos días más el estado de catástrofe natural, debido a las elevadas temperaturas que se prevén para el viernes, que podrían atizar los fuegos.

seguir leyendo en Los Tiempos