Una turba toma el aeropuerto de El Alto y decide quién entra o sale

en Los Tiempos el 06-11-19 02:13

Caminan con palos en las manos, protegen sus cabezas con cascos, cubren sus rostros con pañuelos y mascarillas, gritan alaridos que irrumpen en la madrugada alteña. Son entre 10 y 12 personas del grupo de choque de unos 200 bloqueadores que están en el ingreso del aeropuerto de El Alto y que buscan sembrar el terror a eso de las 4:00 de ayer.

“No hay paso carajo” se oye y corren detrás de atemorizados peatones que osan caminar por la avenida 6 de Marzo. Mientras, la muchedumbre impide la circulación de vehículos y el ingreso a la terminal aérea. La gente se encuentra en el lugar luego de que se enteró de que el presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, seguía adentro.

La tensión está presente en cada esquina y se mantiene a lo largo de la madrugada, el amanecer y en la mañana, luego de que una turba ingresó al aeropuerto para ajusticiar al líder cívico e impuso un control “migratorio” para entrar y salir del lugar.

Control ilegal

Ya son casi las 5:00 y el número de personas con maletas aumenta. “Viajeros con boletos en mano”, dice alguien, mientras los pasajeros hacen fila en el control ilegal montado en la puerta de la terminal. Se oyen arengas en contra de Camacho y vítores a favor de El Alto y de Evo Morales.

Una camioneta de la UTOP llega al lugar y la muchedumbre la inspecciona. El vehículo policial desaparece casi inmediatamente. La neblina típica de la madrugada alteña empieza a disiparse, el frío muerde aún más la piel. Se acerca el amanecer.

Son casi las 5:30 y unos 10 policías llegan al lugar y hacen una fila para resguardar el ingreso de los viajeros. El humo negro de las llantas quemadas se siente en el ambiente.

Algunos bloqueadores se muestran respetuosos con los viajeros y minutos después dejan de pedir...