Gobierno apunta a dos partidos y a cívicos por violencia en Santa Cruz; Fiscalía procesa a 11 jóvenes

en Los Tiempos el 17-10-19 07:50

El Gobierno nacional responsabilizó a dos partidos de la oposición, además del Comité Cívico pro Santa Cruz, de los hechos de violencia que se registraron el martes en cercanías del Cambódromo, donde el partido de gobierno realizaba su cierre de campaña. 60 personas fueron arrestadas por estos incidentes, de las que 49 fueron liberadas y 11 pasaron a la Fiscalía, que abrió una investigación bajo los cargos de instigación pública a delinquir, asociación delictuosa y lesiones graves y leves.

Los partidos mencionados rechazaron cualquier vinculación con los hechos violentos y se solidarizaron con los jóvenes que fueron aprehendidos.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, afirmó que la acción de violencia fue “planificada premeditadamente con alevosía, seguida de instigación pública a delinquir” organizada a través de una estructura predeterminada que involucró a todos los partidos de oposición.

Especificó que los responsables son el Comité Cívico, a través de la Unión Juvenil Cruceñista, una alianza opositora, la Gobernación de Santa Cruz y un partido opositor. Esta última, a través de una de las iglesias evangélicas aliadas, habría financiado a los jóvenes.

Aseveró que tiene como pruebas unos audios en los que se escucha a dirigentes de esas organizaciones convocando a concentrarse en inmediaciones del Cuarto Anillo con “hondas, palos y bates para atacar a los masistas”.

“Ésa era la instrucción emitida desde la Gobernación cruceña (…) los políticos, estos miembros de la Unión Juvenil Cruceñista, que responden a la dirección del señor (Luis Fernando) Camacho, del señor Añez, ellos son los dirigentes de la Unión Juvenil”, dijo.

Aseveró una prueba de esa acción fue el arresto de un funcionario de la Gobernación, quien fue sorprendido “munido de instrumentos contundentes, atacando y agrediendo en la jornada de ayer”.

En cuanto a la vinculación de uno de los partidos, Romero precisó que se encontraron facturas que corresponden a la Familia Cristiana, aliada a esta tienda política.

“En la zona de la Ramada se ha comprado gran cantidad de petardos de 12 detonaciones, éstos han sido compradas de tres tiendas de distribución al mayor, y una de las facturas corresponde a la congregación religiosa Familia Cristiana que postula al candidato a la vicepresidencia de uno de los partidos”, dijo Romero.

La Gobernación de Santa Cruz también rechazó las insinuaciones de Romero. Paola Parada, secretaria de Desarrollo Humano de la Gobernación, rechazó las acusaciones del Ministro e indicó que en ningún momento la institución convocó a sus funcionarios ni a la población a las protestas.

“Rechazamos categóricamente las acusaciones falsas del ministro Romero. (…) Esta Gobernación siempre ha hecho lo posible para que no haya violencia”, aseveró.

Criticó la actuación “abusiva” de la Policía y aseveró que la Gobernación se solidariza con los jóvenes detenidos. “Nos solidarizamos con los jóvenes que fueron detenidos de forma abusiva, sin estar haciendo absolutamente nada. Rechazamos todo tipo de violencia, no es la vía democrática para resolver conflictos”, indicó.

No obstante, dijo que se investigará si algún funcionario salió de las oficinas en horarios laborales y que se sancionará si es que corresponde.

Romero aseveró que los hechos violentos de estos grupos comenzaron en diciembre, cuando las mismas organizaciones quemaron oficinas del Tribunal Electoral Departamental (TED) de Santa Cruz, además de otras instituciones.

El comandante de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Santa Cruz, Jhonny Aguilera , dijo que se colectaron las pruebas suficientes para vincular a los detenidos con los hechos violentos, entre ellos facturas de compras, declaraciones de testigos, recibos de entregas de dinero, imágenes, entre otros.

 

Fiscalía inicia proceso

El fiscal departamental de Santa Cruz, Mirael Salguero, informó que el Ministerio Público abrió una investigación contra 1...