Construirán el primer condominio exclusivamente para bolivianos en Brasil

en El Día el 13-09-19 07:08

A pesar del habitual flujo de bolivianos en la zona de Rua Coimbra, en el centro de Sao Paulo, la presencia de familias enteras frente a un edificio, una tarde de agosto, llamó la atención de los transeúntes.

Invitados por un programa de radio, estaban esperando la llegada de Jaime Chuquimia que, junto a su hermano Bladimir, es propietario de una empresa que organiza financiamientos colectivos, un sistema conocido en Bolivia como "pasanaku", y cuya sede queda en esa zona.

A medida que las personas iban entrando, el equipo de Jaime y Bladimir terminaba los preparativos en un gran auditorio. Marcio Guelfi, del departamento de marketing de la compañía, estaba ajustando el proyector, mientras que la periodista y secretaria Sandy Bell llenaba las bandejas con brigadeiros y cubos de hielo para el champán.

Al inicio de la presentación, Jaime anunció que el próximo plan de la compañía sería adquirir terrenos y bienes raíces en Itaquaquecetuba, región metropolitana de Sao Paulo, para ofrecérselos a bolivianos por medio de un pasanaku.

"Si estas personas no tuvieran confianza en Jaime, no estarían aquí. Este sistema solo funciona si del otro lado hay una persona íntegra", dijo David Lira, gerente de proyectos de la empresa.

El primer proyecto, que originó todo el negocio, es la construcción de un condominio para bolivianos en un terreno a 7 km del centro de Itaquaquecetu.

El plan prevé construir 600 casas, 300 apartamentos y 100 locales comerciales, además de un supermercado y una estación de servicio, en un área de 131.000 metros cuadrados, al lado del Centro Comercial Itaquá Garden, a 15 minutos de la línea 12 de la estación Itaquaquecetuba.

Se espera que las obras comiencen en septiembre.

Jaime cuenta que la idea de construir un condominio para bolivianos se le ocurrió en 2015, después de que un banco le rechazara una solicitud de hipoteca en numerosas ocasiones.

En esa época, Jaime ya era dueño de un taller de costura y socio de una tienda de ropa en el barrio paulista de Brás, pero todavía estaba obligado a vivir de alquilerporque no conseguía que el banco aceptara sus solicitudes.

Sin embargo, la idea tomó forma a principios de este año cuando, después de varias reuniones con contratistas, Marivaldo Pereira, propietario de una pequeña constructora local, decidió financiar el estudio de viabilidad del terreno que había sido escogido por Jaime y Bladimir.

Una vez aprobado, la empresa de los dos hermanos compró el área, utilizando el capital acumulado de grupos activos de pasanaku, y un contratista le adjudicó el contrato.

240 familias se unieron al proyecto

En mayo, Lira alquiló decenas de autobuses que llevaron a 1.500 personas desde Brás hasta el sitio.

Niños y jóvenes jugaron fútbol, en un campo improvisado, mientras que sus padres y familiares recorrieron el terreno escuchando a Jaime pr...