Alcaldías agotan sus recursos y escasean el agua y los alimentos

en El Deber el 12-09-19 09:22

A más de dos meses de estar batallando contra focos de fuego que brotan como hongos en distintos frentes, los gobiernos municipales más afectados empiezan a agotar sus recursos, por lo que piden mayor ayuda para atender las necesidades de los brigadistas y de miles de pobladores. La situación es de mucha preocupación porque escasea el agua, los alimentos y el combustible para movilizar a los brigadistas y llegar con asistencia a las comunidades afectadas.

La ayuda que llega del Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) y los donativos no abastecen, por lo que insisten en el pedido de declaratoria de desastre nacional para habilitar más mecanismos de ayuda y recursos.

El alcalde del municipio de Concepción, David Mollinedo, calificó de desesperante la situación que se vive en su municipio porque el fuego se extiende a más comunidades y ya se están acabando los víveres. Dicho municipio batallaba ayer con once incendios, algunos están activos desde hace tres semanas.


googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1551469702838-0-1'); }); googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1550761762380-0-1'); });

“Indudablemente que los víveres se nos acaban, los municipios no tienen recursos. Concepción ya no tiene recursos, estamos a punto de utilizar partidas que corresponden a otro tipo de actividades que son muy importantes”, expresó Mollinedo.

Explicó que la comuna brinda alimentación a casi 150 personas y las provisiones ya están por terminarse. En el caso de las comunidades que solo trabajan para su subsistencia, señaló que ya han sufrido sequía, helada y ahora el fuego, por lo cual han perdido sus pocos cultivos, mientras que el ganado no tiene forraje.

Por su parte, el alcalde de Roboré, Iván Quezada, indicó que ese municipio ya ha erogado Bs 300.000 para atender la contingencia y se necesita más recursos, ya que llevan un mes crítico de incendios, con resultados devastadores. Dichos recursos estaban presupuestados para proyectos y obras de inversión, pero dada la emergencia se tuvo que recurrir a estas partidas.

Según Quezada, ayer el COED hizo llegar un lote de alimentos para los brigadistas y para personas que fueron evacuadas, que alcanzarán para una semana.


googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1550761882813-0-1'); });

Allí las necesidades más apremiantes son agua para el consumo humano y combustible para llegar hasta las comunidades afectadas. Quezada indicó que la sequía, sumado al fuego que dañó las cañerías, han dejado sin agua o con problemas de abastecimiento a unas seis comunid...