Incendios no cesan: mientras unos apagan el fuego y otros siguen quemando

en El Deber el 10-09-19 06:29

Cuando el número de incendios forestales había bajado a 18 el martes pasado y los bomberos y voluntarios que combaten el fuego podían dar un respiro, este fin de semana nuevamente se desbordaron las quemas al extremo de que ayer había 51 incendios activos en 11 municipios cruceños.

Las autoridades indican que dos son las posibles causas para este fenómeno, una es el clima, es decir, no llueve en la zona desde hace varios días y los fuertes vientos reavivan las llamas; y la segunda causa es que hay gente que sigue prendiendo fuego deliberadamente, haciendo caso omiso a la Ley de Declaratoria de Pausa Ambiental.

En Santa Cruz, las primeras quemas se fueron registrando desde marzo; sin embargo, a mediados de julio cobraron fuerza. En todo julio hubo 2.858 quemas, mientras que en agosto la cifra subió a 10.844. Desde mediados de agosto el fuego es combatido por aire y por tierra Según el Sistema de Alerta Temprana de Incendios Forestales (Satif), de la Gobernación, el domingo había 379 nuevos focos de quema, principalmente en los municipios golpeados por los incendios.


googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1551469702838-0-1'); }); googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1550761762380-0-1'); });

“Esta situación (de incendios) aún no termina, seguimos en un riesgo latente, pues todos los días tenemos focos de quemas nuevos”, dijo la secretaria de Medio Ambiente de la Gobernación, Cinthia Asin, al pedir a la población que tome conciencia porque las condiciones climatológicas y de sequía hacen que una quema salga de control y se convierta en un incendio.

Esta situación llevó al secretario general de la Gobernación, Roly Aguilera, a exigir una mayor fiscalización sobre los chaqueos. “Hemos pasado de 1 millón a 2 millones de hectáreas quemadas. Continuamos con los asentamientos ilegales y un descontrol absoluto sobre las quemas”, indicó Aguilera

El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, pidió a quienes están en la Chiquitania, vivientes o visitantes, que ayuden a no prender fuego, pues los resultados pueden ser lamentables. “Este es un fuego macabro que puede terminar muy mal. Hasta ahora estamos hablando solo de ocho viv...